Coyanza crece en el medievo

La localidad del sur de la provincia leonesa disfruta del Mercado Medieval con actividades y exhibiciones que atraen a un gran número de visitantes en la primera de sus programaciones veraniegas

I. Santos
I. SANTOSValencia de Don Juan

Entre juglares y trovadores Valencia de Don Juan celebró un fin de semana muy medieval. A los pies del castillo de la localidad del sur de la provincia se dieron cita los puestos del mercado, los talleres participativos, las actividades infantiles y sobre todo, mucha diversión.

Un entorno único que acogió la fiesta medieval que ya alcanza su novena edición y cada año vuelve a ser un éxito. Fue el trovador Crispín de Olot quien daba inicio al Mercado Medieval de Valencia de Don Juan.

Una intensa programación de actividades y talleres que se extendieron a lo largo de todo el fin de semana y que contaron con la participación de varios vuelos de exhibición de Las Águilas de Valporquero. Con una precisión milimétrica halcones, águilas y buitres sobrevolaron las cabezas del público que no quiso perderse la muestra de habilidades de estas aves.

Decenas de mercaderes y artesanos ofertaban sus productos en una animada lonja a los pies de la fortaleza coyantina engalanada para la ocasión.

La animación de calle transportó a los visitantes a un verdadero mercado medieval, y a toda la localidad, a la época de juglares, caballeros y el esplendor de los castillos.

La Edad Media abre las fiestas y actividades de Valencia de Don Juan este verano y lo hace con un gran éxito de participación y visitantes.

Contenido Patrocinado

Fotos