Barcones culpa al PP de la despoblación de Castilla y León y afirma que Tudanca puede revertir la situación

Virginia Barcones participa en la celebración del 115 aniversario de la Agrupación Socialista de Sahagún. /Campillo
Virginia Barcones participa en la celebración del 115 aniversario de la Agrupación Socialista de Sahagún. / Campillo

La responsable socialista asiste a la celebración del 115 aniversario de la creación de la Agrupación de la localidad leonesa de Sahagún

ELENA F. GORDÓN
ELENA F. GORDÓNSahagún

La vicesecretaria general del PSOECyL y delegada del Gobierno, Virginia Barcones, aseguró este domingo que la situación de despoblación que vive la Comunidad se debe a las políticas llevadas a cabo por el PP durante más de tres décadas y añadió que esa situación «es reversible» con el proyecto de Luis Tudanca para combatir lo que, dijo, más que una amenaza es una realidad.

El PSOE, insistió, plantea una «lucha sin cuartel» para que Castilla y León deje de ser el territorio que acapara la mitad de la pérdida de población de todo el país. Con un compromiso firme y políticas de proximidad, aseguró, Tudanca irá de la mano de todos los municipios para hacer frente a un reto que necesita una implicación «transversal y sincera de las instituciones».

El municipalismo, según Barcones, es una de las señas de identidad del PSOE y se demuestra «con hechos, no con palabras» y las políticas de su partido están encaminadas a conseguir unos servicios de calidad en el medio rural que evite que haya ciudadanos de primera y segunda clase.

Castilla y León, apuntó, necesita «salir del inmovilismo y un cambio de rumbo que el PSOE está en condiciones de ofrecer con un líder que tiene un proyecto de Comunidad y para fortalecer el medio rural». «Apostamos por nuestro campo y por nuestra ganadería y trabajamos por ello», dijo antes de recordar que Castilla y León acapara la mitad de la modernización de los regadíos que se acomete en España.

Son manifestaciones que hizo en Sahagún donde este sábado asistió al acto de celebración del 115 aniversario de la creación de la Agrupación Socialista de la villa facundina, que nació con el esfuerzo y la voluntad de 300 obreros agrarios que «se unieron para intentar mejorar sus condiciones laborales», según lo subrayó el secretario general del PSOE de Sahagún y viceportavoz del Grupo Socialista en las Cortes de Castilla y León, Álvaro Lora.

Historia

Los tres centenares de socialistas facundinos, agrupados en torno a la Sociedad Agrícola Obrera, se adscribieron al PSOE el 20 de febrero de 1904, convirtiendo a la villa del Cea y a su comarca en una de las primeras de la provincia de León en organizar una estructura bajo las siglas del partido fundado por Pablo Iglesias en 1879.

En el siglo largo de vida que acumula el PSOE de Sahagún, que Barcones destacó como un ejemplo a seguir, destacan las figuras del alcalde Benito Pamparacuatro y del militar Ernesto Güemes. El primero logró aglutinó la candidatura republicano-socialista que triunfó en las municipales de abril de 1931 y convirtió a Sahagún, junto al municipio guipuzcoano de Éibar y al oscense de Jaca, en el primer Ayuntamiento en proclamar la II República, por el que la villa recibió el título de «Muy ejemplar ciudad'', de manos del Gobierno republicano. Con el golpe de Estado del 18 de julio de 1936, los falangistas pusieron en su diana a Benito Pamparacuatro que, pese a huir y esconderse en San Andrés del Rabanedo, fue descubierto, detenido y asesinado el 4 de agosto de ese mismo año 1936.

Ernesto Güemes, que nació en los mismos años en que se constituyó la Agrupación Socialista de Sahagún, fue un militar que, pese a estar ya retirado del Ejército, se incorporó de inmediato al comienzo de la Guerra Civil para unirse al bando republicano, lo que le llevó a ocupar puestos destacados en la defensa de Madrid, la Batalla del Jarama o el frente de Levante, donde le sorprendió el final de la contienda. Tras resultar apresado, Güemes fue condenado a muerte, pero la pena capital le fue conmutada por 30 años de prisión. Después de salir de la cárcel, pasó el resto de su vida dando clases particulares en Sahagún, donde murió en 1970 «tristemente, sin poder ver la llegada de la democracia», lamentó Cendón.

También asistió al acto el secretario provincial del PSOE leonés, Javier Alfonso Cendón, quien dijo sentirse orgulloso de una agrupación que es de las más antiguas de la provincia. «Hoy tenemos que seguir defendiendo lo que supuso ese movimiento; dieron todo su esfuerzo y a algunos les supuso incluso la vida», remarcó.

El acto, que tuvo también muy presente las próximas citas electorales, y al que también asistieron el responsable de Juventudes Socialistas en la Comunidad, Fran Díaz, y el alcalde de Sahagún, Sandro García, sirvió también para rendir homenaje a los 32 alcaldes socialistas -31 hombres una mujer- que suma el Partido Judicial de Sahagún a lo largo de los últimos 40 años de democracia. Los alcaldes, recalcó Virginia Barcones, son «nuestro voluntariado institucional, la base de nuestra tierra y también la base del PSOE».

Historia

Los tres centenares de socialistas facundinos, agrupados en torno a la Sociedad Agrícola Obrera, se adscribieron al PSOE el 20 de febrero de 1904, convirtiendo a la villa del Cea y a su comarca en una de las primeras de la provincia de León en organizar una estructura bajo las siglas del partido fundado por Pablo Iglesias en 1879.

En el siglo largo de vida que acumula el PSOE de Sahagún, que Barcones destacó como un ejemplo a seguir, destacan las figuras del alcalde Benito Pamparacuatro y del militar Ernesto Güemes. El primero logró aglutinó la candidatura republicano-socialista que triunfó en las municipales de abril de 1931 y convirtió a Sahagún, junto al municipio guipuzcoano de Éibar y al oscense de Jaca, en el primer Ayuntamiento en proclamar la II República, por el que la villa recibió el título de «Muy ejemplar ciudad'', de manos del Gobierno republicano. Con el golpe de Estado del 18 de julio de 1936, los falangistas pusieron en su diana a Benito Pamparacuatro que, pese a huir y esconderse en San Andrés del Rabanedo, fue descubierto, detenido y asesinado el 4 de agosto de ese mismo año 1936.

Ernesto Güemes, que nació en los mismos años en que se constituyó la Agrupación Socialista de Sahagún, fue un militar que, pese a estar ya retirado del Ejército, se incorporó de inmediato al comienzo de la Guerra Civil para unirse al bando republicano, lo que le llevó a ocupar puestos destacados en la defensa de Madrid, la Batalla del Jarama o el frente de Levante, donde le sorprendió el final de la contienda. Tras resultar apresado, Güemes fue condenado a muerte, pero la pena capital le fue conmutada por 30 años de prisión. Después de salir de la cárcel, pasó el resto de su vida dando clases particulares en Sahagún, donde murió en 1970 «tristemente, sin poder ver la llegada de la democracia», lamentó Cendón.