Trucos para evitar una ola de calor en el coche

Trucos para evitar una ola de calor en el coche

Las temperaturas en el interior del vehículo pueden llegar a alcanzar los 60 grados y provocar incluso la muerte

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

Se convierten en verdaderos hornos cuando las temperauras alcanzan niveles importantes, en especial, durante la época estival. Por esta razón, la precuación que se ha de tener el coche debe ser aún mayor que en otros lugares cuando hay un exceso de calor.

La primera regla es clara, hay que evitar a toda costa que los niños, ancianos y mascotas se queden en el interior del vehículo en las horas centrales ya que en el interior se pueden alcanzar los 60 grados y provocar la muerte.

Como siempre, es mejor tener en cuenta ciertas pautas de prevención que eviten encontrarnos con estas situaciones:

- Poner el parasol: algo tan elemental como colocar un buen parasol hará que la temperatura en el volante sea más baja y no provoque quemaduras al entrar en el coche.

- Intentar aparcar a la sombra: aunque también haga calor, evitar que el sol se proyecte directamente en el vehículo hará que esté menos caliente.

- Activar el aire acondicionado con aire del exterior: el aire de fuera estará más fresco que el del coche si este ha estado expuesto a altas temperaturas. En cuanto empiece a enfriar, el calor se irá moderando.

- Colocación de cortinillas en las ventanas de atrás junto con protectores de volante y asientos. Evitaremos así las quemaduras en determinadas zonas. Para el caso de los más pequeños, existen fundas especiales.

- Cuando pongamos el coche en marcha, encender el aire acondicionado y abrir las ventanillas a la vez. La técnica consiste en abrir la ventanilla de un lado primero y acto seguido abrir y cerrar la puerta del lado contrario. Se expulsará el aire caliente más rápido y se notará.

- Las lunas o cristales tintados también hacen que las temperaturas sean menos elevadas.