Los seguros de vida ahorro con renta vitalicia siguen en auge

Los seguros de vida ahorro con renta vitalicia siguen en auge
La creciente preocupación por el futuro de las pensiones públicas está generando una mayor inversión de capital en sistemas de previsión alternativos, que garanticen la seguridad económica de jubilado y de su la unidad familiar

El seguro de vida ahorro con renta vitalicia se impone en los últimos meses como alternativa a las pensiones públicas. La incertidumbre acerca de las pensiones acrecienta la inversión del capital con seguros de vida.

La renta vitalicia asociada a un seguro de vida se impone como sistema de previsión económico, según los últimos datos de la Unión Española de Entidades (UNESPA). Según los últimos datos ofrecidos por la UNESPA, casi 19.700 personas decidieron invertir su patrimonio en rentas vitalicias al cierre del mes de marzo.

La creciente preocupación por el futuro de las pensiones públicas está generando una mayor inversión de capital en sistemas de previsión alternativos, que garanticen la seguridad económica de jubilado y de su la unidad familiar. En este contexto, los seguros de ahorro se presentan como una opción más que atractiva para invertir el patrimonio, además de ofrecer un paracaídas de seguridad en caso de fallecimiento o invalidez del asegurado.

¿En qué consiste un seguro de vida ahorro con renta vitalicia?

Una renta vitalicia es un tipo de producto de ahorro con el que se garantiza una renta para el asegurado de por vida y de forma periódica. El tomador del seguro efectúa el pago de su capital en una prima única y a cambi recibe una renta periódica hasta su fallecimiento con un atractivo interés, que varía según la edad del asegurado.

Qué implica invertir en seguros de vida ahorro con renta vitalicia

La renta vitalicia resulta muy atractiva para complementar la pensión, aunque conviene recordar las implicaciones que entraña, como en cualquier otro tipo de inversión:

La tributación decrece a mayor edad del asegurado. Tal y como apunta el BBVA, el porcentaje varía desde un 28% de tributación hasta los 59 años hasta sólo un 8% a partir de los 70.

El interés es muy bajo y no llega a constituir una renta total. La renta vitalicia está pensada como complemento a la pensión ya que el rendimiento no es suficiente como para que llegue a ser una renta completa. El rendimiento suele rondar el 1,5% y la mensualidad suele estar por debajo de los 600 euros.

El Fondo de Garantía de Depósitos no la avala. El mayor riesgo para el tomador de este tipo de seguro de vida ahorro es que si el mercado se colapsara o si la compañía aseguradora quebrase, correría el riesgo de no percibir su capital ni su renta, ya que las rentas vitalicias no están respaldadas por el Fondo de Garantía de Depósitos.

Como ocurre con todos los tipos de seguros y de inversiones, es muy importante que el interesado dedique tiempo a comparar y comprender las condiciones del contrato. Hoy en día, las compañías aseguradoras ofrecen multitud de productos a precios muy dispares, por lo que es importante servirse de un comparador de seguros y solicitar la ayuda que se necesite para ser consciente de los pros y los contras de lo que se contrata.

Contenido Patrocinado

Fotos