Más de 130.000 pacientes participan en 3.000 ensayos clínicos en España

Personal de la Unidad de Ensayos Clínicos realizando un control a una paciente. /Archivo
Personal de la Unidad de Ensayos Clínicos realizando un control a una paciente. / Archivo

Farmaindustria destaca que uno de cada cinco euros en I+D industrial procede de este sector | La patronal espera que no haya desabastecimiento de medicamentos por culpa de un 'brexit' duro o una ruptura abrupta de relaciones entre la UE y Reino Unido

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNÁvila

España se ha convertido en el segundo país del mundo donde más ensayos clínicos se realizan, solo superado por Estados Unidos, la potencia hegemónica en investigación clínica en el mundo. Por delante de países «como Alemania o China» con muchos más recursos, según ha recalcado el nuevo presidente de Farmaindustria, Martín Sellés.

En la actualidad, y a través del programa BEST de I+D farmacéutica, se están desarrollando 3.076 ensayos clínicos en los que participan más de 130.000 pacientes. Un proyecto en el participan 45 laboratorios, 60 hospitales, trece comunidades autónomas y cuatro grupos de investigación clínica independientes.

«Supone un gran prestigio para los investigadores y una esperanza para los pacientes», ha señalado Sellés, que ha destacado el «nivel mundial» de muchos laboratorios de investigación básica que están instalados en España. Una radiografía anual de un sector que produce cerca de 15.200 millones de euros (un 24% de toda la alta tecnología española) y exporta más de 10.600 millones. Un 5% de esta cantidad, cerca de 530 millones, tiene como destino el Reino Unido, que corre cierto peligro.

Un país que negocia su marcha de la Unión Europea, aunque por el momento se ignora cómo va a ser el divorcio, si de una manera apacible, siguiendo la estela del Acuerdo de Salida aprobado por la UE y el Gobierno de Theresa May, o de forma más abrupta. El director general de Farmaindustria, Humberto Arnés, ha asegurado que el sector está preparado para el peor escenario de separación, aunque espera que «no haya problemas de abastecimiento para los ciudadanos del Reino Unido y la Unión Europea». «Otra cosa es que las empresas tengan problemas en el día a día, aunque ya se están preparando para esta situación», ha indicado. «Además, Suiza y Noruega tampoco están dentro de la Unión Europea y la colaboración es permanente», ha añadido al ser cuestionado sobre el futuro de las relaciones.

Inversiones

Las compañías farmacéuticas en España invirtieron en I+D industrial 1.147 millones en 2017, lo que supone que este sector acapara uno de cada cinco euros que se gasta en investigación y un 5,7% más que en el ejercicio anterior. Además, casi la mitad de esta inversión (47,2%, unos 542 millones) se realizó en colaboración con centros de investigación y hospitales públicos y privados. El resto del gasto se produjo en los laboratorios propios (605 millones). Una I+D, según ha destacado Sellés, que da trabajo a 4.713 personas; en el conjunto del sector, trabajan unas 40.500 personas, de las que el 52% son mujeres y el 92% tiene contrato indefinido.

En cuanto a los retos del futuro el presidente de Farmaindustria ha indicado la necesidad de traer más inversión «si se dan ciertas condiciones». «No podemos hacerlo solos y necesitamos la colaboración y la coordinación de todos los agentes del Sistema Nacional de Salud», ha señalado Sellés, que ha recordado que la terapia génica como las CAR-T. «Vamos a poder entrenar y capacitar a nuestro sistema inmunitario para que pueda eliminar a las células cancerígenas. Vamos a hablar más de terapias que de medicamentos. Es la innovación disruptiva», ha explicado Sellés. «La innovación es siempre la solución. El problema sería no tenerla», ha remachado el presidente de Farmaindustria.

 

Fotos