Un hombre de 64 años se somete al primer trasplante de pene en EE UU

El paciente sufrió en 2012 la amputación de la mayor parte de su miembro debido a un poco frecuente tipo de cáncer

COLPISA / AFPBOSTON

Un hombre de 64 años que había perdido la mayor parte de su pene debido a un cáncer se recupera bien del primer trasplante de este órgano llevado a cabo en Estados Unidos.

La operación, que duró quince horas, se realizó a principios de este mes en el Hospital General de Massachusetts en Boston, y es la tercera de este tipo que se hace en todo el mundo.

"El paciente, Thomas Manning, 64, de Halifax, Massachusetts, continúa recuperándose bien, luego de establecerse la circulación sanguínea en el órgano donado y sin signos de sangramiento, rechazo o infección", ha señalado el hospital en un comunicado. "Mientras el paciente aún transita la primera fase de su proceso posoperatorio de recuperación, sus médicos dicen estar prudentemente optimistas respecto a que pueda recuperar las funciones que perdió en 2012", después de que un diagnóstico de cáncer de pene condujera a la amputación de la mayor parte de su miembro.

El pene provino de un donante fallecido que tenía el mismo tipo de sangre y de tono de piel de Manning. Manning ha dado las gracias a la familia del donante, que ha pedido mantener en reserva su identidad, y ha agregado que quería hacer pública su historia para combatir la vergüenza y el estigma asociados con la pérdida del pene. "Al compartir este éxito con todos ustedes, tengo la esperanza de que pueda marcar el comienzo de un futuro brillante para este tipo de trasplante", ha dicho Manning en un comunicado.

"No quería acercarme a nadie"

Médicos del Hospital General de Massachusetts estuvieron trabajando en el procedimiento durante más de tres años, incluyendo prácticas con cadáveres, con el objetivo de perfeccionarlo para ofrecerlo a un grupo de candidatos, entre ellos soldados que sufrieron daños o pérdidas genitales en zonas de guerra.

En una entrevista con 'The New York Times', Manning ha apuntado que los doctores descubrieron que tenía un poco frecuente tipo de cáncer de pene en 2012. Tras extirpar el tumor, le quedó un muñón de alrededor de 2,5 centímetros de largo.

Manning, que estaba soltero cuando fue diagnosticado, debía sentarse para poder orinar y tenía miedo de tener relaciones íntimas. "No quería acercarme a nadie", ha contado al diario. "No podía tener relaciones con nadie. No puedes decirle a una mujer: 'Tengo un pene amputado'".

El primer trasplante de pene se llevó a cabo en China en 2006, pero posteriormente debió ser extraído debido a "un fuerte problema psicológico del receptor y su esposa", han señalado los médicos. La primera cirujía de trasplante exitosa fue anunciada el año pasado en Sudáfrica. El órgano donado fue injertado en un hombre de 21 años que había perdido su pene por una mala circuncisión.