La nueva Miss Mundo: una mexicana voluntaria de una ONG para migrantes

Vanessa Ponce de León, la nueva Miss Mundo./AFP
Vanessa Ponce de León, la nueva Miss Mundo. / AFP

Vanessa Ponce de León, de 26 años, además cuenta con un máster en comercio internacional y forma parte del comité de un centro de rehabilitación para mujeres

COLPISA / AFP

La modelo mexicana Vanessa Ponce de León, de 26 años, que es voluntaria en una organización para atender a migrantes en su país, ha sido elegida este sábado Miss Mundo durante el certamen en la isla china de Hainan.

La joven cuenta con un máster en comercio internacional y además forma parte del comité de un centro de rehabilitación para mujeres, según el sitio internet del certamen Miss Mundo.

Ponce de León se convirtió en la 68ª Miss Mundo tras un colorido concurso en la ciudad de Sanya, animado por el grupo estadounidense Sister Sledge, que cantaron su éxito discotequero «We Are Family» de 1979.

La joven de pelo castaño y ojos marrones, de 1,74 m, recibió la corona de la ganadora del año pasado, la india Manushi Chhillar.

Según su currículum, distribuido por la organización, la mexicana es voluntaria para la organización «Migrantes en el Camino», y ha colaborado como oradora para el Instituto Nacional de la Juventud.

En segundo lugar quedó la tailandesa Nicolene Pichapa Limsnukan, de 20 años, estudiante en administración de empresas.

La nueva Miss Mundo, Vanessa Ponce de Leon (izquierda) junto a Miss Tailandia, Nicolene Pichapa Limsnukan, que ha quedado en segundo lugar.
La nueva Miss Mundo, Vanessa Ponce de Leon (izquierda) junto a Miss Tailandia, Nicolene Pichapa Limsnukan, que ha quedado en segundo lugar. / AFP

Es la octava vez que el certamen se celebra en Sanya, un conocido balneario chino. Hace tres años, el certamen Miss Mundo en esa misma ciudad se vio enturbiado por la negativa de las autoridades chinas a permitir la llegada de Miss Canadá, Anastasia Lin.

Lin, actriz de 25 años, no pudo tomar el avión desde Hong Kong a Sanya. La joven aseguró que la decisión se debía a sus denuncias sobre la situación de los derechos humanos en China, particularmente contra la secta Falun Gong, de cuyas prácticas espirituales se había declarado adepta.

 

Fotos