El asesino de Tenerife mató a su mujer e hijo a pedradas

El foro contra la violencia de género de Tenerife se concentró el jueves en Tenerife en repulsa por los asesinatos. /Efe
El foro contra la violencia de género de Tenerife se concentró el jueves en Tenerife en repulsa por los asesinatos. / Efe

El pequeño de la familia consiguió escaparse de su progenitor cuando éste atacaba a su hermano mayor

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

La titular del Juzgado de Violencia contra la Mujer de Arona decretó prisión provisional comunicada y sin fianza para el presunto asesino de un ciudadano alemán de 43 años que el pasado martes mató a pedradas a su mujer -según algunas fuentes de la investigación, la pareja estaba separada- y a su hijo de diez años. Tras declarar durante más de seis horas, la jueza le imputó al detenido dos delitos de homicidio o asesinato consumado y uno de intento de homicidio o asesinato, en referencia al niño que sobrevivió, de seis años y que dió la voz de alarma a las autoridades. El pequeño permanece bajo custodia de los servicios sociales.

El niño explicó que su padre les había llevado de excursión y que les dijo que dentro de una de las cuevas que rodean la localidad tinerfeña de Adeje, entre los barracones del Burro y del Infierno, había huevos de Pascua para sus dos pequeños. La madre acompañaba al trío. Todos dispuestos a celebrar un pícnic. Pero los planes del padre eran otros y el viaje de recreo se convirtió en pesadilla.

Al llegar a la gruta, el progenitor comenzó a apedrear de forma salvaje a la madre de sus hijos. «Estoy seguro de que fue premeditado. Lo tenía más que estudiado», afirmó el delegado del Gobierno en Canarias, Juan Salvador León, tras el minuto de silencio celebrado en Las Palmas en señal de repulsa por un nuevo caso mortal de violencia machista en España, el decimoctavo de 2019. «Tiene que estar fallando algo, la mente humana no puede ser tan terrible como para cometer crímenes de esta envergadura», añadió León, que reconoció que era la primera vez que asistía a «algo tan terrible».

«Se nos agotan las palabras de condena ante hechos así, pero no vamos a desfallecer, ni una más. Las mujeres no están solas, las familias de cada una de las víctimas no están solas, tenemos que parar este machismo inútil y desgarrador», subrayó la portavoz del Gobierno y ministra de Educación, Isabel Celaá, tras la reunión semanal del Ejecutivo.

Después de atacar a la mujer, el presunto asesino se dispuso a realizar la misma operación macabra con su hijo mayor de diez años: golpearle con piedras hasta la muerte. El niño es la primera víctima de violencia de género de este año. Fue en ese momento cuando el más pequeño, de tan solo seis años, lanzó una piedra a su progenitor y escapó de la cueva. Así lo explicó este viernes Annelies, la vecina neerlandesa que ejerció de improvisada traductora cuando el pequeño apareció desorientado el martes, sobre las cinco de la tarde, en La Quinta de Ifonche.

Primero fue atendido por unos vecinos que acudieron a la Policía Local, al entender que el niño estaba perdido y por si sus padres se habían presentado en comisaría. Al darse cuenta de que solo hablaba alemán, pidieron ayuda a Annelies. Poco a poco, según indicó la vecina, el pequeño ofreció más datos. Contó la excursión que había organizado su padre y lo que había sucedido. «Es un niño muy inteligente. Decidió no huir por la carretera con la que habían subido en coche sino por otros caminos», indicó a Atlas sobre el niño, que solo muestra unos arañazos en las piernas y una entereza «asombrosa». «Más vale la vida que los regalos de pascua», le dijo a esta vecina.

En ningún momento, el pequeño señaló que su hermano y su madre estuvieran muertos. Annelies consideró que no lo sabe. «Yo no se lo he dicho, eso es tarea de su familia o de los psicólogos», aseveró la vecina, que está visitándole con regularidad en el centro donde está tutelado por la Dirección General del Menor del Gobierno de Canarias hasta que sus familiares de Alemania se hagan cargo de él. Annelies explicó a Efe que, tras contar la tragedia, el niño estuvo en su casa jugando con su nieto.

Más información