Las emisiones contaminantes del transporte suben por tercer año consecutivo en UE

Las emisiones contaminantes del transporte suben por tercer año consecutivo en UE
EFE

La Agencia Europea de Medio Ambiente constata la «lenta» penetración de los vehículos eléctricos e híbridos en el mercado

EFECopenhague

Las emisiones de gases de efecto invernadero del sector del transporte en la UE subieron por tercer año consecutivo en 2017, colocándose en niveles un 28 % superiores a los de 1990, informó este jueves la Agencia Europea de Medioambiente (AEMA). Las cifras de emisiones ya superaban en 2016 en un 26,1 % los niveles de 1990, según un estudio que resalta que este sector es «una fuente significativa» de polución atmosférica y la principal de ruido medioambiental.

El informe de la AEMA constata que el diésel mantiene su hegemonía en Europa y que representó el 67 % del total de combustible vendido para transporte rodado en 2016, aunque por primera vez desde 2010 los coches de pasajeros a gasolina fueron los más vendidos el año pasado.

Por su parte, las emisiones medias de dióxido de carbono de los nuevos coches registrados en 2017 aumentaron un 4 %, la primera subida en 7 años.

La agencia europea destaca que reducir el consumo de petróleo en transporte continúa siendo «un reto» y que la cuota de energía renovable en ese sector está «bastante por debajo» del objetivo del 10 % fijado para 2020, una meta que de momento solo han alcanzado dos países miembros: Austria y Suecia.

En otro estudio difundido también este jueves la AEMA constata la «lenta» penetración de vehículos eléctricos e híbridos en el mercado europeo, que registraron el año pasado respectivamente subidas del 57 % y del 35 % en el número de registros. Esas cifras representaron no obstante solo el 0,6 %, en el caso de los eléctricos, y del 0,8 %, en los híbridos, del total de nuevos vehículos de pasajeros registrados en 2017.

El informe confirma que las emisiones de gases de efecto invernadero de coches eléctricos son entre un 17 y un 30 % más bajas que las de los que funcionan con gasolina o diesel, con el actual mix energético (el porcentaje de cada fuente sobre el consumo total de energía) de la UE y durante todo el ciclo de vida del vehículo.

Pero dado que se prevé que decrezca la intensidad del uso del carbono en el mix energético, las emisiones de un coche eléctrico podrían reducirse «al menos un 73 %» en 2050. «Promover las energías renovables y la economía circular, incluyendo el uso de vehículos y diseño de productos que apoyan la reutilización y el reciclaje, ayudará a maximizar los beneficios del cambio a coches eléctricos», señaló la AEMA.

 

Fotos