Un matrimonio olvida a su hija en una gasolinera de Burgos

Un matrimonio olvida a su hija en una gasolinera de Burgos

La joven, de 16 años, había salido a dar «una vuelta» y sus padres se marcharon sin percatarse de su ausencia

COLPISA

La Guardia Civil localizó a los padres de una menor que se quedó sola en una gasolinera en Quintanapalla (Burgos) tras despistarse al bajar del vehículo en el que viajaba. Al parecer sus progenitores desconocían que se había ausentado del interior por lo que, tras repostar, arrancaron el coche y continuaron ruta, dejándola en tierra, según señalaron este sábado fuentes del instituto armado, informa Ical.

Los hechos ocurrieron a las 4.10 horas de la madrugada del pasado, viernes 27 de julio, cuando una llamada telefónica comunicaba la presencia de una niña de 16 años, que se encontraba sola en la estación de servicio burgalesa. Una patrulla llegó al lugar y coordinó un dispositivo de búsqueda y localización del vehículo en el que viajaba la menor, desplegando a varios agentes de Seguridad Ciudadana y del Subsector del Tráfico, a la vez que informó de los hechos a las provincias limítrofes y resto de cuerpos policiales.

El coche en el que viajaba, del cual sólo conocía la marca, color y que portaba placas de matrícula suiza, había parado en la estación de servicio para repostar. La menor, aprovechó para «dar una vuelta», según indicó la menor a los agentes. El vehículo viajaba por la autopista AP-1 en tránsito por la provincia y en sentido norte, y la menor estaba en compañía de sus padres de nacionalidad suiza.

Dispositivo de búsqueda

Varios vehículos oficiales peinaron la vía, en ambos sentidos, si bien fue una patrulla del Subsector de Tráfico la que apenas media hora después interceptó un turismo cuyas características casaban con las descritas. Entrevistados con el conductor, resultó ser el padre de la niña, quien no se había percatado de la ausencia de su hija.

La patrulla acompañó a los padres hasta el punto donde les esperaba otra unidad del Cuerpo junto con la menor y su perro, pudiendo continuar el viaje toda la familia pasadas las 5 de la madrugada, tras comprobar que la situación familiar era la adecuada y que todo había sido un despiste.

La Guardia Civil destacó «el eficaz y coordinado» dispositivo de búsqueda, resuelto positivamente y con prontitud para la familia, a pesar de la complejidad que entraña este tipo de servicios, estando implicada una menor que se encuentra sola y extraña tanto el país como su idioma.

Negligencia

Si bien se trata de un hecho aislado, lamentablemente no es la primera vez que ocurren sucesos como el relatado, de turistas procedentes de Europa o del norte de África, en tránsito por la península, que dejan en tierra a familiares, arrancando el vehículo tras una parada para repostar, descansar o comer.

En el supuesto de que los agentes policiales comprueben una grave negligencia, en lo que respecta al abandono de personas sean adultos o menores, estas acciones u omisiones pueden acarrear graves consecuencias e incurrir en responsabilidades penales.

 

Fotos