Jóvenes de todo el mundo claman contra el cambio climático

Miles de jóvenes y mayores llenan las calles del centro de Madrid contra el cambio climático. / EFE

«Ni un grado más, ni una especie menos» | Los estudiantes toman las calles de las ciudades españolas para mostrar su compromiso con el futuro del planeta

Alfonso Torices
ALFONSO TORICESMadrid

Miles de estudiantes a lo largo del planeta han salido a las calles este viernes en ciudades de Asia, África y Australia y en Europa, con el objetivo de incitar a los líderes mundiales a tomar medidas en la lucha contra el cambio climático, en una movilización coordinada por el movimiento estudiantil 'Fridays for future'. En España, millares de jóvenes se han concentrado en las plazas o ante sus colegios e institutos para mostrar su compromiso con el planeta.

Andrea tiene 17 años y estudia Bachillerato de Ciencias en Ciempozuelos, población situada a unos 30 kilómetros al sur de Madrid. Está con una amiga junto a la boca de Metro de la la Puerta del Sol y sujeta un cartel con la leyenda «Lo llamáis medio ambiente porque la mitad ya está destruido». Se ha levantado a las 8:00 horas, como todos los días, pero no ha ido al instituto. Han cogido un tren de cercanías y han venido a Madrid. Ella y su amiga se han unido a la huelga mundial por clima y se han manifestado para exigir a los políticos que escuchen a los científicos y tomen de inmediato medidas que permitan frenar el cambio climático que amenaza su futuro y el del planeta.

«Necesitamos un cambio, porque esto se nos está yendo de las manos. Hay que pasar a la acción. No nos creemos las promesas de los políticos. Dicen que vas a hacer un cambio, pero nunca lo hacen, y al final el planeta va a acabar en el desastre», asegura Andrea mientras, sobre las doce del mediodía, se une con su amiga a los alumnos de institutos y a los universitarios que ya enfilan la calle de Alcalá para llevar el '15-M climático' por la Cibeles y el paseo del Prado hasta el Congreso de los Diputados.

Tras una pancarta en la que se lee «El capitalismo mata el planeta», firmada por el Sindicato de Estudiantes, se congregaron varios miles de jóvenes, de entre 15 y 25 años, pertrechados con carteles de cartón o madera hechos a mano, de todos los tamaños, formas y colores, en los que se lee «Es una emergencia climática», «Hay más plástico que sentido común», «Dentro de 11 años no habrá marcha atrás», «Quiero vivir, no sobrevivir», o «La ignorancia humana nos está matando», entre otros cientos de lemas, casi tan variados como manifestantes.

La marcha, reivindicativa, pero absolutamente pacífica, ha trascurrido animada por los gritos y cánticos del megáfono que hay en la cabecera, que repite con frecuencia una demanda a los políticos y los empresarios, coreada después por miles de gargantas y replicada en muchas pancartas: «Ni un grado más, ni una especie menos». Los manifestantes, entre los que también hay adultos y madres, padres y abuelos con niños más pequeños, salpican el recorrido de otros gritos como «No hay un planeta B», «No es una crisis, es el sistema», o «Si el planeta fuese un banco, ya lo habríais rescatado».

La supervivencia de los mares, preocupación de los jóvenes.
La supervivencia de los mares, preocupación de los jóvenes. / EFE

«En España empezamos hace ocho semanas, cuando nos juntamos cinco amigos y decidimos que teníamos que sentarnos igual que los estaban haciendo jóvenes de Europa y de todo el mundo», ha explicado a Europa Press Lucas Barrero, uno de los jóvenes que prendió la mecha de este movimiento ecologista en España desde la ciudad de Gerona.

Las manifestaciones de este viernes en España han contado con el apoyo de organizaciones ecologistas tradicionales como Greenpeace, Ecologistas en Acción, Seo Birdlife o WWF. También de representantes políticos como la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que ha calificado este movimiento juvenil como «esperanzador» y «abrumador».

España, movilizada

La movilización juvenil en Madrid ha sido una más de las cientos de protestas vividas este viernes a lo largo y ancho de la geografía española. Unas manifestaciones para reclamar a los «políticos que hagan su trabajo» y para despertar «conciencias». También han solicitado medidas para proteger el planeta «Por mis nietos, por nuestros nietos», porque o «Salvaje no es el que vive en la naturaleza, es quien la destruye», según decían algunas de las pancartas.

En las protestas españolas no se olvidaron algunas de las agresiones al planeta que cada vez son más visibles, como reclamaban carteles con lemas como «El planeta no es vuestro, nuestros cuerpos tampoco», «Hay más plástico que sentido común», «El árbol que a vosotros os da leña y a mí no me da ni flores ni frutos» o «El mejor residuo es el que no se genera» o «Menos polución, más solución». Tampoco faltaron gritos como «lo hemos provocado, podemos arreglarlo» o «queremos respirar no contaminar».

El próximo viernes, todos los colectivos 'Fridays For Future', englobados en España en el movimiento 'Juventud por el clima', volverán a llevar sus reivindicaciones ante ayuntamientos, parlamentos y gobiernos de las 17 autonomías españolas.

Ángel, de 22 años, lo tiene claro: volverá a manifestarse la semana que viene ante el Congreso. «Queremos que los políticos actúen. Es nuestro futuro. Yo en 2030 voy a tener 34 años, y ese es el punto de no retorno si ahora no se toman medidas. Los daños serían irreparables. Hay que tomar medidas ya, porque, de hecho, llegamos tarde», explica. «Mi intención es venir todos los viernes, hasta que se tomen las medidas oportunas para frenar el calentamiento global», avisa a los gobernantes.

La movilización en el mundo

En el resto del planeta los jóvenes ha abandonado sus escuelas y han ocupado calles en ciudades como Wellington, Sídney, Bangkok, Hong Kong, Kampala y Roma, en el marco de esta huelga estudiantil internacional llamada a extenderse durante la jornada de Boston a Bogotá, pasando por Daca, Durban, Lagos o Londres. Convertida en símbolo de este movimiento, la adolescente sueca Greta Thunberg se plantó como cada viernes ante el parlamento de Estocolmo, esta vez rodeada de una treintena de manifestantes.

«No soy el origen de este movimiento. Ya estaba allí. Solo requería una chispa para encenderse», ha dicho Thunberg, mientras un manifestante agitaba una pancarta con un juego de palabras en alusión a su compañera: «Make the planet Greta again». «Vivimos una crisis existencial ignorada durante décadas. Si no actuamos ahora, será demasiado tarde», ha señalado la joven, de 16 años.

En Francia, un grupo de jóvenes ha bloqueado a primera hora la entrada de la sede del banco Société Générale en la Defensa, el barrio de negocios a las afueras de París, para denunciar su financiación nociva para el clima. Algunos agitaban pancartas mientras otros cantaban «¡No nos miren, unánse a nosotros!».

En Italia, miles de jóvenes han participado en las más de 280 manifestaciones organizadas en todo el país. La mayor concentración se ha vivido en Milán donde los organizadores comunicaron que se manifestaron cerca de 100.000 personas, en su mayoría jóvenes. En Roma, por los Foros imperiales han desfilado unos 10.000 jóvenes al grito de: «Retomemos nuestro futuro», «No tenéis excusas para reaccionar» o «Somos todos osos polares». Una enorme pancarta donde se lee: «Estamos aún a tiempo» fue colgada en el puente de los Scalzi de Venecia donde se manifestaron cerca 5.000 jóvenes.

Los jóvenes han tomado las calles en Austria. Alrededor de 10.500 alumnos de secundaria han participado en Viena en la protesta. Los estudiantes se han congregado en cinco punto del centro de la ciudad para dirigirse a la céntrica Plaza de los Héroes, vecina a las sedes de la Presidencia y la Cancillería austríacas. Durante la marcha los estudiantes han portado carteles con mensajes como «Sólo tenemos un planeta, cuidémoslo» o «Mejor un cambio humano que el cambio climático» o «Sé parte de la solución, y no de la polución». Asimismo, varios miles de manifestantes han participado también en marchas en otras ciudades austríacas como Bregenz, Graz o Innsbruck.

Del Reino Unido ha destacado la movilización en Londres. Miles de jóvenes han marchado desde Downing Street hasta el Palacio de Buckingham, donde algunos se han encaramado a una estatua gigante frente a la entrada principal.

En Portugal miles de jóvenes se han manifestado en Lisboa y otra veintena de ciudades. «La Tierra agotó su paciencia y nosotros también», «Justicia climática ya» o «Estamos saltando clases para enseñaros una lección» fueron algunas de las frases presentes en las pancartas de los estudiantes, que han gritado «no hay planeta B», en un ambiente festivo y optimista.

Ante la ONU

En Estados Unidos, las primeras protestas han tenido lugar frente a la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York. Alzando carteles en los que se lee «Nos están fallando» o «No hay un planeta B», unos 50 estudiantes neoyorquinos han faltado a clase y se hicieron los muertos frente a la ONU. «Hoy los jóvenes de Estados Unidos declaran el fin de la era de la negación del cambio climático (...) Estamos pidiendo a los líderes que actúen de manera urgente», ha declarado Alexandria Villasenor, una de las organizadoras de la protesta, de 13 años.

Manifestación por las calles de Nueva York.
Manifestación por las calles de Nueva York. / Reuters

En Uganda, muchos jóvenes tampoco han acudido a clase en un país que «sufre deslaves, inundaciones, donde la gente muere debido al cambio climático», según ha denunciado a AFP Leah Namugera, de 14 años, durante una protesta en una escuela cristiana en la concurrida carretera entre Kampala y Entebbe.

En Nueva Zelanda, las escuelas, pese a que advirtieron que marcarán la ausencia de los estudiantes que faltasen a clase, las aulas se vaciaron. «Nos preocupa que los estudiantes estén perdiendo un buen tiempo de aprendizaje», ha señalado el presidente la Asociación de Directores de Secundaria, Michael William. En la vecina Australia el ministro de Educación, Dan Tehan, también cuestionó las protestas. «Que los estudiantes abandonen las escuelas durante el horario de estudios para protestar no es algo que deberíamos estimular», ha dicho.

Los estudiantes de India han salido a las calles para exigir acciones para mitigar el cambio climático y un futuro más limpio, en un país que alberga algunas de las ciudades más contaminadas del planeta, sumándose a una jornada mundial de protesta. En Nueva Delhi, unos 200 estudiantes han enarbolado pancartas con mensajes sobre la necesidad de actuar contra el cambio climático. «Estamos aquí para crear conciencia sobre el cambio climático. Dios nos ha dado la oportunidad de disfrutar nuestras vidas en la Tierra, así que es nuestra responsabilidad mantenerla limpia», ha explicado a Efe Fateh Raza, de unos 10 años.

Fechas de la movilización estudiantil por el medio ambiente

-Agosto de 2018.- La joven sueca de entonces 15 años Greta Thunberg decide no asistir al colegio durante unos días para manifestarse frente al Parlamento de Estocolmo en demanda de acciones políticas contra el cambio climático. Convierte la protesta en una acción semanal (cada viernes).

-Diciembre de 2018.- Thunberg interviene ante la asamblea plenaria de la Cumbre del Clima de la ONU (COP24) en Katowice (Polonia) e insta a los líderes a actuar porque «No importa lo pequeño que seas, siempre puedes cambiar las cosas».

-10.01.2019.- Alrededor de unos 3.000 jóvenes se manifiestan en Bruselas, según la Policía belga. Desde este día, los jóvenes belgas, liderados por la adolescente Anuna De Wever, se reúnen pacíficamente todos los jueves contra la inacción ante el cambio climático. Las protestas belgas derivaron en la dimisión de la ministra de Medio Ambiente Joke Schauvliege el 8 de febrero, después de que esta acusara a los jóvenes de formar parte de un «complot».

-25.01.2019.- La joven Thunberg interviene en la sesión «Preparándonos para la alteración climática» del Foro de Davos (Suiza) y dice a los políticos que quiere que actúen porque «la casa se quema».

-21.02.2019.- En Bruselas, en una conferencia organizada por el Consejo Económico y Social, Thunberg reprende a los políticos por su inacción ante los peligros climáticos.

-22.02.2019.- Unos trescientos jóvenes parisinos, y con la asistencia de Thunberg, marchan contra el cambio climático.

-01.03.2019.- La adolescente sueca encabeza en Hamburgo (Alemania) una manifestación de escolares en defensa de la protección del medioambiente.

-15.03.2019.-Friday For Future convoca una movilización estudiantil mundial contra el calentamiento global con el nombre de '#strikeforfuture'.

Más información