Una joven mata a su pareja de treinta puñaladas en Asturias

Agentes de la Policía Judicial tras inspeccionar el piso. Sobre la imagen, la presunta asesina y la víctima. / Pablo Nosti

«Mamá, se acabó, ya lo maté, si no es para mí no es para nadie», dijo la joven a su madre | El crimen tuvo lugar esta madrugada en la vivienda de los padres de la mujer, que ha sido detenida

Lydia Is
LYDIA ISVillaviciosa

Ana García Hevia, de 28 años y vecina de Lugones (Asturias), ha sido detenida esta madrugada tras apuñalar a su pareja, Miguel Ángel Suárez, de 56 años. Según los primeros datos, el hombre recibió treinta puñaladas, una de ellas, la mortal, en el cuello. Ambos se encontraban en el domicilio de los padres de ella, ubicado en el número 6 de la calle Río Sella.

Los hechos tuvieron lugar en torno a las dos y media de la madrugada, al parecer tras una discusión en la que la mujer, de 28 años, habría agarrado un cuchillo con el que mató a su pareja. La Policía Judicial inspeccionó esta mañana el domicilio en busca de pruebas.

Tras ser alertados los servicios de emergencia, hasta el lugar del crimen se desplazó de madrugada personal sanitario del 112 Asturias y agentes de la Policía Nacional que, tras inspeccionar la vivienda, detuvieron a la joven.

El cadáver de la víctima ha sido levantado ya por el forense y trasladado al Instituto de Medicina Legal, donde le será practicada la autopsia. La presunta homicida, por su parte, ha sido conducida a dependencias policiales y se encuentra a la espera de pasar a disposición judicial.

«Si no es para mí, no es para nadie»

«Mamá, se acabó, ya lo maté, si no es para mí no es para nadie». Con estas palabras despertaba la joven a su madre, Belén Hevia, tras coser a puñaladas a su pareja. «Estoy muy mal, esto es horrible», reconoció la mujer, que confirma que su hija permanece detenida en los calabozos de la Comisaría de la Policía Nacional de Pola de Siero. Está previsto que pase a disposición mañana miércoles.

La madre de la presunta homicida habla con los medios de comunicación.
La madre de la presunta homicida habla con los medios de comunicación. / P. Nosti

La pareja llevaba meses de relación y Belén cree que el crimen estuvo motivado por los celos. «Empezaron a discutir y él dijo que se quería ir, al final que se quedaba y se fueron a la cama, no supe más hasta que me despertó», relató la mujer, incapaz de contener las lágrimas. «Tuve muchos problemas con ella, pero no creí que fuera capaz de hacer algo así», añadió.

La joven tiene antecedentes por agresión a una mujer hace unos años a la que intentó robar el bolso. También fue detenida por la quema de contenedores.

 

Fotos