Cómo evitar pagar una multa de tráfico: los 3 pasos a seguir

Cómo evitar pagar una multa de tráfico: los 3 pasos a seguir

Puede parecer complejo, pero en caso de disconformidad solo hace falta tener claro el funcionamiento de la burocráticos

IDEAL.ES

Alguna vez en la vida a todos nos ponen o nos han puesto una multa de tráfico, aunque no siempre nos parezca justa. Recurrir una multa es un procedimiento más sencillo de lo que parece. Sólo hay que tener bien claros los plazos y los pasos burocráticos. Recuerda que si pagas la cuantía de la multa perderás automáticamente el derecho a formular alegaciones.

Puedes recurrir en 20 días

Tienes 20 días naturales desde la fecha de notificación de la denuncia. Dentro de este plazo tienes dos opciones: bien pagar la cuantía con un descuento del 50% o bien no pagar y presentar el recurso de disconformidad.

Si la multa la ha puesto un policía municipal, el recurso deberá presentarse en el ayuntamiento. Para ello, solicita previamente un escrito de alegaciones en tu consistorio, redáctalo y entrégalo en la oficina de registro municipal. En cambio, si ha sido la DGT, se presentará en la Jefatura Provincial de Tráfico. También puedes enviarlo por correo en sobre abierto, para que consten en la primera página del escrito los datos de la presentación.

Asesórate para redactar el recurso

Si decides redactar tú mismo el escrito, debes dividir la carta en tres partes: datos personales, datos de la denuncia y alegaciones.

Una vez presentado el recurso a la administración correspondiente, queda esperar la respuesta. El plazo aproximado para una notificación efectiva de respuesta es de un mes y medio, aunque puede oscilar dependiendo de la administración o del caso en cuestión.

Si el recurso es desestimado, deberás asumir el importe de la multa, aunque aún queda una apelación opcional si sigues disconforme.

La vía judicial

En caso de no ser admitido, ahora sí, deberás pagar la multa. No obstante, podrás apelar en último término a la justicia ordinaria a través de un recurso contencioso-administrativo. Si finalmente hay un fallo a tu favor, la administración accederá a reembolsarte el dinero.

 

Fotos