Los 3 errores formales de una multa que pueden evitarte pagarla

Los 3 errores formales de una multa que pueden evitarte pagarla

Fijarse bien en todos los detalles de la sanción de tráfico puede evitar que tengas que pagarla

R.I.

Recibir una multa de tráfico es motivo de disgusto para todos los conductores. En algunas circunstancias, además, pueden resultar injustas, por lo que muchas personas deciden recurrirlas, con mejor o peor resultado. Existen, sin embargo, unos errores muy comunes en las sanciones que pueden librarte de pagarlas.

Errores en las multas que anulan su validez

1. La fecha: si recibimos una multa fuera de plazo (tres meses tras la comisión de la infracción si se trata de una falta leve o más de seis meses en infracciones graves), la sanción prescribe, excepto cuando es notificada por un agente. Debemos fijarnos, por tanto, fijarnos bien en la fecha que aparece en la multa.

2. La fotografía: si la imagen adjunta a la sanción no refleja la infracción de forma clara y correcta, también puedes librarte de la multa. En los casos en los que la infracción es exceso de velocidad, por ejemplo, debe verse claramente en una imagen panorámica que ningún otro vehículo pudo hacer saltar el radar. Además, debemos comprobar que la fecha y la hora de la imagen coinciden con la que aparece en la multa.

3. Descripción de la infracción: en algunos casos, los datos no son correctos y, por tanto, es posible solicitar la anulación.