Rey sugiere abordar reformas educativas «urgentes» en lugar de temas «ideológicamente inflamables» como la asignatura de Religión

Rey sugiere abordar reformas educativas «urgentes» en lugar de temas «ideológicamente inflamables» como la asignatura de Religión

El consejero afirma que se trata de una cuestión que provoca división y perjudica el diálogo

ELENA F. GORDÓN

El consejero de Educación, Fernando Rey, se pronunció sobre el anuncio de la ministra de Educación y portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, respecto a la reforma de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) que suprimiría el carácter computable para nota de la asignatura de Religión y abogó por abordar otros cambios que ve más urgentes.

«Entiendo que la ministra formule ante la Cámara sus intenciones pero espero que podamos hablar. El Gobierno y el Ministerio pueden tener la tentación de reintroducir temas fuertemente ideológicos, que además no son esenciales para la vida educativa, porque les aseguro que el tema de la Religión no tiene ninguna importancia en la vida diaria de los centros educativos», aseguró.

Los temas que hay que reformar, dijo, y con alguna urgencia, «no están ahí; estos son temas ideológicamente inflamables, que lo único que vienen a hacer es a perjudicar el diálogo. Justamente empezar por estos temas que son los que más provocan el disenso y la división entre la comunidad educativa me parece que no es la mejor manera de empezar».

Podría empezar la ministra, señaló Rey, en vez de por hablar de Religión, por retomar un punto que considera esencial, como el del acceso de los profesores a la función docente, también llamado por algunos el MIR educativo. «Esto sí que lo necesitamos como el agua los campos», manifestó en León, donde acudió a inaugurar un curso universitario de verano.

Educación concertada

Preguntado sobre los cambios, también anunciados por el nuevo Gobierno, que restarían peso a la educación concertada, Rey recordó que la Constitución habla de la educación pública gratuita y de calidad y también de la educación concertada.

«Un Gobierno no puede unilateralmente cambiar el estado de las cosas. En 2018 no tiene sentido oponer la educación pública y la privada concertada; ambas son necesarias; la cuestión no es una u otra, hace falta mejorar las dos y todo lo que sea enfrentarlas es perjudicar el sistema educativo en su conjunto», remarcó.

 

Fotos