El PP reprocha que Sánchez sustituya la «ley Wert» por un modelo educativo «fracasado»

Pablo Casado. /Alberto Ferreras
Pablo Casado. / Alberto Ferreras

Pablo Casado insta al PSOE a convocar elecciones si no es capaz de sacar adelante los presupuestos

CECILIA CUERDOSevilla

El líder del PP, Pablo Casado, expresó hoy su «rechazo absoluto» a los planes del Gobierno socialista para derogar la actual ley educativa, la LOMCE, y proponga un modelo «fracasado y mediocre que provocó un paro juvenil masivo». En un acto de precampaña electoral en Jaén, Casado se ha referido además al cuestionamiento que Bruselas ha hecho sobre el proyecto de presupuestos, instando al presidente Pedro Sánchez a que «cumpla su palabra y tal y como reclamó a Rajoy, si no es capaz de aprobar las cuentas, que dimita y convoque elecciones o se someta a una cuestión de confianza para medir sus apoyos».

Casado ha vuelto a Andalucía este fin de semana para desarrollar varios actos con motivo de la precampaña electoral para las autonómicas del 2 de diciembre. En Jaén, durante la presentación de unos desayunos informativos con el candidato popular, Juan Manuel Moreno Bonilla, el presidente del PP ha reiterado su apuesta de cambio en Andalucía para «hacer lo que el PSOE no hizo en 40 años», que es «resolver el déficit de las políticas» que ha tenido la administración socialista.

El líder popular ha lamentado que se trate de una convocatoria electoral «a la carta», realizada por Susana Díaz para «mitigar el impacto en el PSOE durante los próximos meses por la sentencia del Caso ERE», que sienta en el banquillo a dos expresidentes autonómicos, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, y una veintena de ex altos cargos de la administración andaluza. Y ha subrayado los «apuros» que pasó la presidenta Díaz en su comparecencia en el Senado, apuntando que «según testimonios de implicados en casos de corrupción» en la región, la baronesa andaluza y candidata a la reelección «era la persona por la que atravesaban todos los cauces de información en ese momento en la Junta».

En este sentido, ha instado a Díaz a aclarar su posición sobre la situación nacional y pronunciarse sobre «lo que está haciendo el gobierno de Sánchez con los independentistas», afeando que España «está sometida a la agenda que quieren plantear los independentistas». «Queremos vivir en una España unida y no que el dinero de los andaluces acabe yendo directamente a la Generalitat» de Cataluña, ha dicho Casado, aludiendo a los «1.600 millones de euros que parece que han dado» desde el ejecutivo socialista al presidente catalán, Quim Torra, «cuando aquí dicen que no se puede reformar el sistema de financiación autonómica».

Así, la intervención de Casado ha estado centrada una vez más en la política nacional. El presidente del PP expresó su rechazo al «desmantelamiento» de la política educativa del PP, la conocida como Ley Wert, que el PSOE «paró irresponsablemente» aunque no se había terminado de desarrollar y que «permitió bajar el fracaso y el abandono escolar más de seis puntos» en España. Casado asimiló la LOMCE con el modelo alemán, defendiendo que fomenta la formación profesional dual, los itinerarios, la evaluación de conocimientos, la libertad de los padres en la elección de centros, la vertebración nacional de los contenidos, o el bilingüismo, todos ellos aspectos claves que permitieron reducir el paro juvenil. Por el contrario, el Ejecutivo de Sánchez pretende volver ahora a un modelo, la Logse, «que ha representado un lastre para los jóvenes» y que «fomenta el paro juvenil masivo», por lo que ha instado al Gobierno a que «deje de poner palos en la rueda en las reformas educativas que tiene que hacer competitivos a los trabajadores futuro».

En su intervención, Casado también se ha referido a las reformas introducidas por Sánchez en el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) en la parte referida a las hipotecas, subrayando que los bancos «ya han anunciado que va a repercutir» ese abono en el cliente. Por eso, ha pedido al ejecutivo que «no engañe» a los españoles y ha defendido su proyecto de impulsar una revolución fiscal para reducir los impuestos de la renta y sociedades y suprimir los del patrimonio, donaciones, sucesiones y actos jurídicos documentados.

Contenido Patrocinado

Fotos