Celaá confirma que el próximo curso se podrá obtener beca con un 5

Celaá confirma que el próximo curso se podrá obtener beca con un 5

La ministra de Educación avanzó que el decreto que elabora traerá más cambios, pero no los desveló porque están todavía en estudio

Alfonso Torices
ALFONSO TORICESMadrid

La ministra de Educación confirmó hoy que los alumnos del primer curso de los grados universitarios, de Bachiller o FP que cuenten con un 5 de nota media podrán acceder a una beca si cumplen con los restantes requisitos de renta familiar exigidos para ello.

Isabel Celaá avanzó que el decreto de ayudas al estudio que en este momento elabora su departamento, y cuyo borrador podría estar terminado para la semana próxima, pondrá fin al endurecimiento de las exigencias académicas para la obtención de becas que José Ignacio Wert y el PP implantaron en 2012, cuando elevaron la nota mínima para acceder a las ayudas educativas del 5 al 5,5.

Un vez que cuente con el borrador, la ministra remitirá el texto al Consejo Escolar del Estado, para que sea debatido por los representantes de la comunidad educativa, y convocará en breve una Conferencia Sectorial, para consensuarlo con los responsables educativos de las comunidades autónomas, antes de que el Consejo de Ministros apruebe el documento definitivo que el BOE publicará este verano.

La afirmación de Celaá -«volver al 5 es seguro»- garantiza al menos que desde septiembre los alumnos de primer curso con un 5 de media podrán ahorrarse el precio de la matrícula. Sin embargo, la ministra no quiso aclarar si el decreto también abolirá el otro gran cambio de Wert, que exigió a los estudiantes de primero de universidad contar al menos con una nota media de 6,5 para poder acceder, además de a la gratuidad de matrícula, a las ayudas monetarias de la beca (la compensación por renta familiar y, en su caso, la subvención para alojamiento y manutención en caso de estudiar lejos de su domicilio).

La ministra no desveló si el borrador de decreto incluirá también este segundo cambio, aunque sí que avanzó que traerá otras novedades, pero que a día de hoy no podía desvelarlas por estar todavía en fase de estudio.

Se trata de una de las promesas del PSOE en la oposición, que defendió que ningún estudiante con escasos recursos económicos debía dejar de obtener la beca completa si contaba con un 5 por lo que aseguró que acabaría tanto con el 5,5 como con el 6,5. Los socialistas también prometieron revertir el endurecimiento de los requisitos académicos impuestos por Wert para lograr la gratuidad de la matrícula o la beca completa a los alumnos de los segundos y sucesivos cursos universitarios, que ahora, para optar a las ayudas monetarias, están obligados a superar hasta el 85% o el 100% de los créditos, según las titulaciones.

Exigencia unánime

Íñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación del Gobierno del PP hasta que triunfó la moción de censura del pasado 1 de junio, ya había anunciado antes de la caída de Mariano Rajoy que cambiaría el decreto de becas para bajar el próximo curso la gratuidad de la matrícula universitaria del 5,5 al 5, pero en cambio aseguró en el Senado que mantendría la exigencia del 6,5% para obtener la beca completa y que tampoco tocaría los duros mínimos académicos que posibilitan a los alumnos de segundo y sucesivos cursos de grado el acceso a las ayudas.

Que el 5 sea la nota media que permita acceder a los estudiantes tanto a la gratuidad de la matrícula como a la beca completa es una exigencia permanente de la Conferencia de Rectores (CRUE), de las principales organizaciones de alumnos, padres y profesores, y la razón principal por la que el Consejo Escolar del Estado no ha respaldado ninguno de los borradores de decreto de becas elaborados por el Ejecutivo de Rajoy desde 2012.

El último informe de la CRUE señala que el endurecimiento de requisitos para ser becario provocó entre 2012 y 2015 que más de 70.000 universitarios por curso, pese a necesitarlo, se quedasen sin ayuda estatal (por no llegar al 5,5) o se tuviesen que conformar solo con la gratuidad de matrícula, sin asignación complementaria, por no alcanzar el 6,5. De hecho, especifica que entre los alumnos que en el curso 2015-2016 ingresaron por primera vez en algún grado de las universidades públicas, el 6,9% fue excluido de la ayuda de matrícula por no alcanzar la nota mínima y al 14,9% le ocurrió lo mismo, pero con la ayuda compensatoria, por no llegar al 6,5.

 

Fotos