Detienen a la pareja de Dana Leonte tras encontrar un hueso de mujer en el campo

Sergio Ruiz, tras ser detenido. /SALVADOR SALAS
Sergio Ruiz, tras ser detenido. / SALVADOR SALAS

El hallazgo de los restos óseos y el estudio de los posicionamientos de los teléfonos precipitaron ayer el arresto de Sergio Ruiz como sospechoso

ALVARO FRÍAS , JUAN CANO Y EUGENIO CABEZASMálaga

Tres meses y medio después, la misteriosa desaparición de Dana Leonte (31 años) está más cerca de esclarecerse. La investigación se ha precipitado en los últimos días tras localizar un hueso que, a tenor de las primeras pesquisas, pertenecería a una mujer. Ese hallazgo, unido a todos los indicios que han ido acumulando los agentes, desembocó ayer en el arresto de la pareja de la víctima, Sergio Ruiz, que siempre había estado bajo el foco de la sospecha.

La prueba clave del caso se localizó el martes en una zona de campo de los alrededores de Arenas. Los investigadores, ayudados por especialistas en medicina forense, no tardaron en comprobar que, por su longitud y características, pertenecía a una mujer y la data, a priori, podría coincidir también con la fecha de la desaparición de Dana, que se produjo el pasado 12 de junio.

La Guardia Civil tomó unas muestras de los restos óseos para cotejarlos con familiares de Dana y comprobar de este modo que se trataría de la joven rumana. Las pruebas se remitieron a los laboratorios centrales del Servicio de Criminalística con la máxima urgencia, indicando, además, que se diera prioridad.

La relación con Sergio Ruiz, lo que lo sitúa a él como sospechoso –ya oficialmente– y que provocó ayer su detención, hay que buscarla en el trabajo de investigación realizado por la Benemérita, que ha llevado el caso con enorme hermetismo. La Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil de Málaga, con ayuda del Grupo de Apoyo Técnico de la Unidad Central Operativa (UCO), han tratado de desandar los pasos del principal sospechoso la noche de autos, la del 12 de junio, después de que la pareja denunciara un robo en la cochera de su casa.

Búsqueda especializada

En esa investigación ha sido clave el estudio del posicionamiento del teléfono móvil de Sergio Ruiz la noche en que desapareció Dana. Según ha podido saber este periódico, esos movimientos, los de su terminal, dejaron un rastro que es el que ahora, en esta nueva búsqueda «selectiva y especializada», han tratado de seguir los agentes con la esperanza de encontrar a la joven rumana.

Entre tanto, los investigadores mantienen detenido a Sergio como sospechoso. Los agentes habían ido acumulando indicios contra él, como la limpieza con lejía de la vivienda antes del registro policial (lo que no impidió a los investigadores encontrar vestigios) o su vaga coartada, además de ser la última persona que vio a Dana antes de su desaparición y de ser un perfecto conocedor del campo que rodea la localidad de Arenas.

Precisamente, en ese perímetro, el de los alrededores del núcleo urbano de la localidad, donde los agentes han intensificado la búsqueda desde el pasado día 18. Para ello, se han empleado unidades especializadas de la Guardia Civil, tales como el Grupo Cinológico, con perros adiestrados en búsqueda de personas llegados desde Madrid, Grupo de Actividades Subacuáticas (GEAS), Equipo de Montaña (EREIM), Servicio de Protección a la Naturaleza (SEPRONA), utilizando vehículos todoterreno o el helicóptero del Servicio Aéreo, entre otros.

Tras su arresto, al detenido se le pondrá a disposición de la autoridad judicial en el tiempo y forma que determina la ley, aunque todo hace indicar que se agotará el plazo de 72 horas a fin de acumular el mayor número de pruebas.

Temas

Sucesos