El Gobierno no impondrá cuotas en el área científica

La secretaria de Estado de Universidades, Ángeles Heras (4d), preside la constitución del 'Observatorio Mujeres, Ciencia e Innovación para la Igualdad de Género'. /Efe
La secretaria de Estado de Universidades, Ángeles Heras (4d), preside la constitución del 'Observatorio Mujeres, Ciencia e Innovación para la Igualdad de Género'. / Efe

El Observatorio 'Mujeres, Ciencia e Innovación' propone que los tribunales y comités de selección tengan en cuenta el género cuando haya «igualdad de currículo»

DOMÉNICO CHIAPPE

En la carrera científica hay varios escalafones, desde la presentación de la tesis como conclusión de los estudios hasta obtener los máximos puestos de las instituciones, catedrático en la universidad y profesor de investigación en los Organismos Públicos de Investigación (OPIs). En este último rango, las mujeres representan aproximadamente una cuarta parte del total de los cargos. «La cifra de catedráticas es del 21% y la de profesor de investigación, el 25%», asegura Ángeles Heras, secretaria de Estado del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades y presidenta del recién constituido Observatorio Mujeres, Ciencia e Innovación, que este jueves celebró su primera reunión con representantes de ocho ministerios. Los datos corresponden al informe 'Científicas en cifras' de hace dos años. Las que se publicarán en febrero no son mejores, adelanta una fuente. «Esta situación no es así en los niveles más bajos», prosigue Heras. «Tenemos que romper el techo de cristal. No con cuotas, porque en ciencia e innovación se requiere excelencia y trabajo, pero sí queremos favorecer que todas las mujeres estén en la misma igualdad de acceso».

Las medidas anunciadas por el observatorio, compuesto por once mujeres y ocho hombres, incluye «actuar» en tribunales de selección para que «tengan en cuenta el género cuando hay igualdad de currículo», «procurar que los comités de selección y los tribunales tengan siempre hombres y mujeres» y «actualizar los criterios» para que las «convocatorias y concursos tengan en cuenta el tiempo de maternidad y cuidado de niños, priorizándolo». «Queremos científicas madres y científicos padres», sostiene Heras. «Debemos ser vigilantes de que se cumple la ley de igualdad. Y que las que ya están trabajando no tengan ninguna dificultad en llegar a los puestos de responsabilidad. Que, en virtud de su propia libertad, ellas elijan».

«La idea es buena, vamos a ver la efectividad», decía una de las representantes ministeriales a la salida de la reunión, pues sigue en el aire el tema de los recursos presupuestarios para implementar las medidas. «Estamos un poco cansados del bla bla bla». Otros objetivos son potenciar y extender las unidades de igualdad que ya existen en los organismos de investigación, recabar datos específicos de mujeres investigadoras y promover actividades de fomento para la participación de mujeres. Para hablar de «segregación horizontal» el observatorio muestra más porcentajes: las mujeres son sólo el 24% del personal investigador en el área de Ingeniería y Tecnología de las universidades y el 36% en el de Ciencias Naturales de las OPIs.

 

Fotos