Casi la mitad de los alumnos con autismo sufre acoso escolar

Las características personales influyen, pero el contexto, el centro y el aula en el que están inmersos y con el que interactúan son factores clave

Elena Martin Lopez
ELENA MARTIN LOPEZMadrid

Ser diferente no es fácil, especialmente en el colegio. Los niños que padecen el Trastorno del Espectro Autista (TEA) lo saben bien. Según la Confederación de Autismo España, casi la mitad de los alumnos con TEA sufre acoso escolar, más del 46%, una proporción cuatro veces mayor que la población general sin este trastorno (10,6%).

La publicación 'Acoso escolar y Trastorno del Espectro del Autismo: Guía de actuación para profesorado y familias', editada por Autismo España, alerta de que «tener una Necesidad Educativa Especial (NEE) supone un factor de riesgo para ser victimizado. Esto ocurre por tres razones: el alumnado con NEE posee características diferentes, tiene problemas de comunicación, estando menos integrados socialmente, y algunos manifestan comportamientos problemáticos». Características que les hacen vulnerables y susceptibles de sufrir acoso, aislamiento y exclusión en el ámbito escolar.

El director general de esta organización, Jesús García Lorente, puso de manifiesto el pasado mes de febrero las dificultades de integración del colectivo con TEA en los centros escolares durante su comparecencia en la Comisión de Políticas Integrales de la Discapacidad del Senado, donde acudió para informar sobre la situación de estas personas en España.

Dicha vulnerabilidad, sin embargo, no implica que todo el alumnado con TEA esté predeterminado a ser acosado. Las características personales influyen, pero el contexto, el centro y el aula en el que están inmersos y con el que interactúan constantemente son factores clave.

Cómo prevenir el acoso escolar:

Hacer el patio más seguro
Hacer del patio un entorno más seguro y participativo que evite el aislamiento y aumente la protección del alumnado.
Reforzar la actuación del profesorado
Fomentar la cohesión grupal con actividades cooperativas, estimular al alumnado a que entable nuevas amistades, ofrecer ayuda al alumno/a que presente dificultades, estar pendiente de los cambios para poder identificar la situación de acoso...
Sensibilizar sobre el TEA entre el alumnado
Hacer más actividades y juegos grupales para que los alumnos se conozcan mejor y desarrollar talleres para que el alumnado comprenda qué significa tener una discapacidad.
Afrontar el conflicto de de forma constructiva
Que cada estudiante aprenda a resolver las situaciones de una manera no violenta, sin imposiciones ni coacciones y a través de la negociación.
Hablar del tema en clase
Que el alumnado sea capaz de reconocer una situación de acoso. La simulación y los escenarios del tipo «¿qué pasaría si...?» son herramientas eficaces para ayudar a desarrollar y probar nuevas reacciones ante el acoso.
Hablar del acoso escolar con la persona con TEA
Los niños con TEA no siempre saben identificar que están siendo acosados. Existen distintas herramientas para explicarles la diferencia entre acoso y accidente o malentendido.

Aunque desde la organización señalan que se necesita más investigación para conocer la dimensión social del problema, la mayoría de estudios coinciden en que el acoso a personas con TEA tiene el momento de mayor intensidad y frecuencia desde los 11 a los 13 años, que las tasas son mayores en chicos que en chicas, que en la gran mayoría de los casos el acosador o acosadora pertenece al mismo curso y que el acoso suele producirse en espacios y tiempos con poca supervisión (el patio, los cambios de clase, el comedor, los baños...).

Los problemas emocionales generados por el acoso de los compañeros en la infancia no siempre acaban ahí, sino que pueden afectar a la vida adulta. Por ello, Autismo España, que colabora con la Fundación Reina Sofía en la prevención del 'bullying', destaca que entre las prioridades del Ministerio de Educación debe estar la promoción de una educación que garantice la «presencia, participación y aprendizaje» de todos los alumnos con y sin discapacidad en los centros educativos, pero también la «convivencia».

La campaña

La campaña promovida por Autismo Europa y a la que se suma Autismo España para celebrar el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo tiene como lema este año «I ∞ autismo. Una dinámica nueva para el autismo».

Entre sus objetivos están: 1) Aumentar la concienciación social sobre el autismo y promover un mejor conocimiento de cómo contribuir a la inclusión de las personas con TEA; 2) Aumentar la concienciación de los representantes políticos en torno al TEA; y 3) Reclamar la aprobación y puesta en marcha del Plan de acción de la Estrategia Española en TEA y de una Estrategia Europea en autismo que mejore la calidad de vida de estas personas y de sus familias.

La campaña también busca generar un impacto en las redes sociales. Así, pide a las personas que formen un infinito con las manos o de cualquier otra forma creativa, que se hagan una foto o un vídeo mostrando dicho símbolo, que incluyan un mensaje explicando qué hacen, o que harán a partir de ahora, para conseguir un futuro más inclusivo donde se respete y se valore la diversidad; y que lo compartan en sus perfiles.

Por su parte, más de 100 edificios y monumentos públicos y privados de toda España se iluminarán de azul este 2 de abril para mostrar su apoyo a la causa. Entre ellos, la Sagrada Familia, el MACBA y el Teatre el Liceu, en Barcelona; el Arco de Santa María, en Burgos; el Ayuntamiento de Cáceres; el Ayuntamiento de Albacete; la Muralla de Lugo; el Congreso de los Diputados, el CaixaForum y el Wizink Center, en Madrid; el Parlamento de Navarra; la Diputación de Palencia; la Catedral de Palma de Mallorca; el Ayuntamiento de Pamplona; el Acueducto de Segovia; la Cúpula del Milenio, en Valladolid, y el Palacio de la Aljafería, en Zaragoza, entre muchos otros.