La Sagrada Cena, bajo la Pulchra y la carpa

Un grupo de hombres comprueba la información de un teléfono móvil. / Inés Santos

No perdonó la lluvia a uno de los actos más queridos de la Semana Santa leonesa, por lo que la Procesión de la Sagrada Cena tuvo que suspenderse, celebrándose un sencillo acto en el interior de la Catedral

N. Barrio
N. BARRIOLeón

Tampoco pudo ser. La Sagrada Cena no pudo salir a procesionar de la Catedral de León como habían esperado leoneses y papones.

La intensa lluvia que empapó León durante toda la jornada hizo de indeseada barrera para una de las procesiones imprescindibles de la Semana Santa de León, en la que el monumental paso de Víctor de los Ríos no pudo cerrar el cortejo como de costumbre.

Un sencillo acto en la Catedral fue todo lo que pudieron ver los fieles, que se agolparon en el interior del templo. La carpa situada en la Plaza de la Regla guardó los pasos y también el desánimo de la Hermandad de Santa Marta y de la Sagrada Cena.

Sí pudo contar la tarde del Jueves Santo con la bendición del pan por parte del obispo, que posteriormente fue portado por los más pequeños.

Los cuatro pasos de José Ajenjo y Víctor de los Ríos se quedaron sin salir por culpa de una lluvia que no ha perdonado en esta jornada de Pasión.