Entrada triunfal del Gran Poder

Procesión del Cristo del Gran Poder. / S. Santos

El sol rasga el cielo para 'iluminar' el paso de la procesión del Cristo del Gran Poder, coincidiendo con las bodas de plata de la última cofradía que inscribió su nombre en la historia de la Semana Santala ciudad

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

Luz y esperanza antes de la Pasión.

El Gran Poder ha vuelto a iluminar la tarde del Domingo de Ramos coincidiendo con las bodas de plata de la cofradía más joven de la pasión leonesa, que durante estos 25 años han consolidado un rico patrimonio y que pone en la calle a 1.300 papones.

Domingo de Ramos

Una procesión, la del Cristo del Gran Poder, que ha ofrecido el recorrido más amplio dentro de los actos procesionales dominicales, con cinco tallas que han sido saludadas a su paso por miles de fieles que arropado el acto.

El sol ha rasgado el cielo de León para acompañar esta procesión con los Apóstoles, Juan, Pedro y Santiago, han ejercido de anunciadores de esta joven procesión sinónimo de vísperas de tiempos de pasión.

Una singular talla de Andrés Tomé, que data del año 1739, con imágenes del siglo XVIII que formaban parte del retablo de la Catedral, trasladado posteriormente a San Francisco.

Talla de San Juan.
Talla de San Juan.

Una procesión que vino a dar sentido litúrgico a la escena que faltaba: la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, que se ha escenificado con el paso del Cristo del Gran Poder por el arco de la cárcel.

Ramos de laurel agitándose para recibir a la efigie titular de la Cofradía a la entrada de la ciudad en el que ha sido el momento culmen, también el más emocionante de esta procesión. Tras ella, la Oración en el Templo, en la que Cristo eleva una súplica al Padre, tras haber expulsado a los mercaderes.

San Juan, el discípulo amado, siempre fiel al Maestro, y la Virgen del Gran Poder, paso de palio de la cofradía que representa el dolor y la tristeza contenida de una madre, cerraron el conjunto de pasos que han sobrecogido en más de un instante a las miles de personas que han acudido a este acto procesional que ha dibujado hermosas escenas por las angostas calles del casco histórico de la capital.