El Museo de la Semana Santa estará acabado este año y abrirá al público tras los días de 'Pasión'

Patio central del nuevo Museo Diocesano y de la Semana Santa de León. / Sandra Santos

Las obras están avanzadas al 90% y desde la Diócesis se pretende hacer de este espacio expositivo «una competencia leal» a la Catedral de León en materia turística

Rubén Fariñas
RUBÉN FARIÑASLeón

La Semana Santa de León se prolongará este próximo año más allá de los días centrales de la Pasión.

Las obras del nuevo Museo Diocesano y de la Semana Santa de la capital avanzan en tiempo y forma y tras la colocación de la gran cúpula en el patio central, los trabajos que restan son de remate.

Atrás queda el 'trabajo sucio' de la obra como ha sido la limpieza de los ladrillos uno a uno, el refuerzo de la estructura, la cata arqueológica que se prorrogó año y medio para buscar restos medievales, y la preinstalación de la climatización, la electricidad y los controles de accesos, seguridad e incendios.

El arquitecto del museo, Félix Compadre, ha explicado que las obras están «al 90% del volumen», tras su inicio el 15 de junio de 2016. «Este año se va a acabar y no quedará nada de ejecutar salvo la musealización, que es parte importante».

Una musealización que de llevará a cabo en los primeros meses de 2020 y donde cada cofradía aportará su contenido a esta instalación una vez finalice la Semana Santa. «Después de Semana Santa entrarán los pasos, porque antes no tendría objeto el meterlos un mes para volvérselos a llevar».

Apoyo de todas las partes

El obispo de León se mostraba «feliz» de poder ofrecer a León y a su Semana Santa este espacio, donde se podrá mantener viva la llama del espíritu de los días centrales de la Pasión.

Julián López cree que este será uno de eso lugares que «vayan a hacer competencia a la Pulchra Leonina» ya que concentrará los valores de la Semana Santa, entre ellos el de mostrar «de manera plástica el misterio de la pasión y resurrección del Señor».

Las aportaciones de las diferentes administraciones han alcanzado los 2,5 millones de euros y su contribución ha sido decisiva para poner en valor un edificio que es «patrimonio de todos los leoneses», al igual que lo es su Semana Santa.

Participación vecinal

El consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha dado importancia a una Semana Santa que es una muestra de la fe, la cultura y la historia, que nace del pueblo, y de las miles de personas que forman las cofradías. «Este museo será testimonio constante de la pasión de esa Semana Santa», ha asegurado.

Misma línea mantenía el alcalde de León, José Antonio Diez, quien reconocía a los más de 20.000 leoneses que participan directamente en esos días con los que toda la ciudad está comprometida y que tanto enorgullece a los leoneses.

Ahora toca descontar días, y no sólo para el inicio de los días de la Pasión, sino para que el Museo Diocesano y de la Semana Santa de León abra sus puertas y ofrezca una prórroga indefinida a los días grandes de la ciudad en el corazón de la capital.