Un 'pedazo' de la Semana Santa

El Museo de Verano de Santa Nonia aumenta sus visitas en unos meses en los que los turistas aprovechan para conocer una parte de la Semana de Pasión leonesa con algunas de las tallas más importantes de las Cofradías del Dulce Nombre de Jesús Nazareno y de Nuestra Señora de Angustias y Soledad

INÉS SANTOS
I. SANTOSLeón

León vive su pasión en los meses de verano. El Museo de Verano de la Semana Santa sigue ofreciento a leoneses y visitantes un pequeño pedazo de la gran semana de la pasión de la capital.

Una muestra que cada año acumula más visitantes y que como reconoce el abad de una de las cofradías presentes los turistas llegados de todas las partes del país disfrutan con los pasos que no pueden vivir en el momento de las procesiones. «La verdad estamos asombrados», asegura Miguel Ángel Gil Álvarez ante la gran afluencia de turistas que se acerca a visitar la Iglesia de Santa Nonia.

«Llega gente de Sevilla y de Malaga, como has podido ver y además piden que se les diga que es cada cosa», asegura el abad. Una curiosidad por la Semana Santa de León que Miguel Ángel entienda y justifica asegurando que «a nosotros nos gustaría ver otras Semanas Santas, pero si estas en esta no estas en otra», explica.

Bodas de plata del museo

Más de 23 años de tradición. Casi unas bodas de plata que las Cofradías del Dulce Nombre de Jesús Nazareno y de Nuestra Señora de Angustias y Soledad quieren mantener vivas a pesar de la pronta apertura del Museo de la Semana Santa.

«Creo que es una cuestion que cada año va a más y no se puede perder», explica Roberto Canuria, quien también insiste en que es cosa de las dos cofradías y es algo que aún no se ha hablado. «Hay muchas visitas de la gente que quiere ver la capilla de Santa Nonia y se asombra cuando ve las tallas de ambas cofradias», asegura.

Un museo que crece con el tiempo

Tallas, pasos, imágenes, emblemas y multitud de símbolos que recorren las calles de León en procesión y que todos los veranos pueden visitarse en la capilla de Santa Nonia en una exposición que cada año amplia o modifica la muestra.

Un museo formado por las imágenes mas representativas de cada Cofradía en el que este año Angustias ha querido añadir «algunos vestidos colocados en los maniquies que salen en la procesión del Domingo de Ramos», explica a leonoticias Miguel Ángel Gil Álvarez. Una ayuda para comprender el valor de la Semana Santa de la capital leonesa y una representacion audiovisual en la que se pretende mostrar el inicio de este encuentro.

Este año los pasos de La Virgen de las Lágrimas de la Cofradía de Nuestra Señora de Angustias y Soledad y el Prendimiento de la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno coronan la entrada a la capilla en la que se echa en falta la imagen de una de las titulares, la Señora de las Angustias.

«La falta ha sido desde hace unos días», explica Canuria entre la pena de no ver la talla en el museo y la emoción de quien sabe el por qué de su ausencia.«Se aprobó la restauración y hemos tenido que mandarla en este tiempo para que Miñarro pueda trabajar en ella», explica a tres chicas de Málaga que preguntaron por su falta.

Siete meses de restauración para que una de las titulares de la Cofradía pueda lucir sus mejores galas en la Semana Santa de 2020.

Un paseo por parte de la esencia de la Semana Santa leonesa que brilla con luz propia en el museo de verano.