La policía busca a un hombre de 35 años y nacionalidad hondureña como presunto autor de las puñaladas

La policía busca a un hombre de 35 años y nacionalidad hondureña como presunto autor de las puñaladas

REDACCIÓN / WORDsalamanca

La policía continúa la búsqueda del asesino de la mujer asesinada en la tarde de este domingo en el Paseo de la Estación de la capital salmantina. El principal sospechoso es la expareja de la víctima, que según indican fuentes de la investigación tenía una orden de alejamiento caducada hace un año. Los vecinos escucharon fuertes golpes en el interior del domicilio, que presentaba destrozos en la puerta principal. Según han confirmado fuentes policiales a Europa Press, el hombre, de nacionalidad hondureña y 35 años, tenía ya varias denuncias por violencia de género y había tenido que hacer frente a una medida de alejamiento respecto a la mujer ahora asesinada, a la que no podía acercarse a menos de 250 metros hasta abril de 2015, cuando caducó esta orden. Fuentes del Ayuntamiento han descartado que la víctima participara en un programa municipal de Violencia de Género cuando estaba con esta pareja aunque sí con otra anterior.

Aunque la Policía no descarta "otras líneas de investigación" para esclarecer lo ocurrido en la vivienda, en la que la víctima tenía alquilada una habitación, los agentes reconocen que la principal hipótesis es violencia de género, a la espera también de la autopsia, que se le realizará este lunes.

La mujer asesinada, Yolanda Jiménez Jiménez que acababa de cumplir 49 años, apareció muerta por la tarde muerta con al menos dos puñaladas, en una vivienda del Paseo de la Estación. Al parecer, la Policía ya habría identificado al supuesto autor de la muerte de esta mujer, que podría tratarse de una antigua pareja de la fallecida de nacionalidad hondureña.

Según han informado a primera hora de este lunes fuentes de la Subdelegación del Gobierno a Europa Press, el cuerpo de la víctima, de nacionalidad española, fue encontrado pasadas las 20:00 horas y, a estas horas, todavía no se ha dado a conocer en qué momento pudo tener lugar la agresión mortal. Por el momento, la Policía trabaja en "todas las hipótesis" sobre lo ocurrido en la vivienda.

Sobre las 20:10 horas se recibió una llamada en el servicio de emergencias 112 Castilla y León alertando de que una mujer había sido encontrada muerta en el sexto piso del numero 60 del Paseo de la Estación. Los primeros agentes que llegaron a la vivienda se encontraron con el cuerpo en el suelo rodeado de un gran charco de sangre. Hasta el lugar de los hechos se desplazaron servicios sanitarios, que no pudieron más que certificar la muerte de la mujer. Inmediatamente después se personaron en el lugar el juez y el forense de guardia, que procedieron al levantamiento del cadáver. Asimismo, se inició la investigación policial, en la que no se descarta ninguna hipótesis, pese a que toma fuerza la de la violencia machista.

Además, agentes de la Policía Local, tras acordonar la zona, comenzaron a precintar todos los contenedores, en los que el presunto agresor podría haber tirado el arma, y recorrieron un descampado cercano con la misma intención

Otras fuentes consultadas señalaron que sobre las ocho de la tarde se habría producido una pelea en el interior del sexto piso del número 60, en el paseo de la Estación de la capital salmantina, en el cruce con la calle Túnel de la Televisión, y que habría derivado en la agresión a la mujer.

Además, aunque nadie confirmó el origen de esta pelea, se buscaba ya al supuesto autor de las dos puñaladas, que habría huido por las escaleras del inmueble, después de haber dañado la puerta de entrada a la casa. Al parecer, esta versión se sustentaría en que sobre las ocho de la tarde, un vecino avisó al dueño de la vivienda para alertarle de que se estaba produciendo una pelea en su piso, que tenía alquilado a la mujer fallecida, con fuertes golpes en su interior.

Como consecuencia, el propietario del piso habría avisado a la Policía, por lo que se desplazaron varias dotaciones que llegaron hasta el lugar del suceso hallando el cadáver de la mujer en la cocina, según las primeras hipótesis.

Fuentes cercanas a la investigación también señalaron que con anterioridad al suceso, el dueño del piso había estado en él y no había encontrado ninguna alteración en su interior.

Desde el Ayuntamiento, que no se ha convocado ningún acto de repulsa ni minuto de silencio como suele hacer en este tipo decasos hasta que haya una confirmación oficial de que se trata de un caso de violencia de género, se plantea convocar una concentración mañana martes.

Concentración

La Asociación Adavas, que en un principio había convocado una concentración esta tarde a partir de las 20:30 horas en la Plaza Mayor, "para mostrar una vez más nuestro rechazo a la violencia contra las mujeres y para ofrecer nuestro apoyo a los familiares y allegados de la víctima", ha desconvocado finalmente la concentración hasta que concluyan las investigaciones y se confirme o no si se trata de un caso de violencia de género.