El tripartito de Ponferrada que lidera Ramón mantiene el límite de dos mociones por grupo a debatir en cada pleno

Ayuntamiento de Ponferrada./CARMEN RAMOS
Ayuntamiento de Ponferrada. / CARMEN RAMOS

El alcalde lamenta los «insultos gratuitos» del portavoz del PRB, Tarsicio Carballo, al considerar que constituye «una evidente falta del mínimo respeto que debe regir las relaciones entre los representantes públicos

ELBIERZONOTICIASPonferrada

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, considera que el portavoz del Partido Regionalista del Bierzo (PRB), Tarsicio Carballo, «falta a la verdad» al decir que antes en cada pleno se podían debatir hasta tres mociones por grupo.

El regidor lamenta los «insultos gratuitos» del representante del PRB hacia su persona al recordarle que los representantes de los grupos políticos con representación municipal en el anterior mandato acordaron de forma verbal limitar a dos por cada grupo el número de mociones a debatir en cada pleno. Considera, además, que esta actitud constituye «una evidente falta del mínimo respeto que debe regir las relaciones entre los representantes públicos».

Ramón recuerda que este acuerdo se adoptó tras el pleno celebrado el 30 de diciembre de 2016, en el que algunos grupos presentaron tres mociones que se sometieron a debate en dicha sesión, demostrando que la proliferación excesiva del número de mociones a debate alargaba los plenos de forma incontrolada, restando operatividad.

En este sentido, explica que a partir de dicha sesión y hasta el final del mandato (el último pleno ordinario se celebró el 24 de abril de 2019), ya nunca se volvieron a debatir en un pleno más de dos mociones por cada grupo político, tal y como cualquiera puede comprobar revisando las actas de las sesiones, que son públicas y están a disposición de cualquier ciudadano en la página web municipal (https://www.ponferrada.org/es/plenos ).

Por ese motivo, Olegario Ramón insiste en que el acuerdo adoptado en su día por los portavoces de los grupos políticos «instauró una práctica consuetudinaria que se ha respetado desde entonces y que ha redundado en la mejora del desarrollo y la duración de los plenos», subraya. De este modo, el alcalde de Ponferrada señala que «no ha hecho otra cosa que aplicar la norma consuetudinaria vigente desde 2016 sin modificar en nada lo establecido entonces».