El juzgado de Ponferrada acoge el 25 de abril el juicio por el despido de una trabajadora de LM tras una baja por accidente

Protesta de la CGT para reclamar la readmisión de la trabajadora despedida./Carmen Ramos
Protesta de la CGT para reclamar la readmisión de la trabajadora despedida. / Carmen Ramos

a vista tendrá lugar en el Juzgado de lo Social y en ella se deberá dirimir la procedencia o no de la medida adoptada por la empresa tras la reincorporación de la operaria

CARMEN RAMOS Ponferrada

El Palacio de Justicia de Ponferrada acogerá el próximo día 25 de abril el juicio por el despido de la trabajadora de la planta de LM Wind Power en el polígono de La Llanada de Ponferrada que fue cesada de su empleo tras una baja por accidente laboral.

La vista tendrá lugar en el Juzgado de lo Social número 1 de Ponferrada, a las 12.30 horas, y en ella se deberá dirimir la procedencia o no de la medida adoptada por la empresa tras la reincorporación de la operaria, Gabriela, después de sufrir una recaída provocada por un accidente laboral por la que ya estuvo de baja.

El caso se resolverá finalmente en los juzgados después de que se cerrara sin acuerdo la reunión entre la empresa y la trabajadora celebrada con la mediación del Servicio de Relaciones Laborales (SERLA) el 17 de enero en las oficinas del Campus de Ponferrada.

El sindicato CGT protagonizó en esa jornada una concentración en apoyo de la trabajadora ante las puertas de la ULE en la capital berciana instantes previos a la celebración de la conciliación.

Representantes de la organización exigieron en la protesta la «¡readmisión ya!» de la operaria que lleva casi dos años trabajando en la compañía al considerar que se trata de un «despido injusto» tras un accidente laboral «a pesar de que la mutua no le quiso dar la baja como accidente laboral» y teniendo en cuenta que «ella con buena voluntad se reincorporó al puesto de trabajo cuando consideraba que estaba bien para trabajar pero esto le supuso una recaída», explicaron.

Desde el sindicato han arremetido contra la «actitud mezquina» de la empresa teniendo en cuenta que «procedió a despedirla de forma inmediata cuando ha sido accidente laboral y no tiene motivos para hacerlo», explicó delegado de CGT en LM, Alejandro López.

CGT entiende que la compañía está utilizando el despido de Gabriela para «amedrentar a la plantilla, ponerla contra las cuerdas y que vayan a trabajar a cualquier precio».

 

Fotos