Izquierda Unida propone en Ponferrada usar las viviendas desafectadas contra la despoblación

Javi Arias, en Flores del Sil. /
Javi Arias, en Flores del Sil.

El candidato de IU aboga por combatir la sangría demográfica «atrayendo población a las zonas vaciadas y, con ello, reactivando el comercio local y la pequeña distribución»

ELBIERZONOTICIASPonferrada

Con el convencimiento de que la despoblación no es un «problema para este demencial sistema», sino «una consecuencia» de la política de concentración, el candidato de Izquierda Unida a la Alcaldía de Ponferrada, Javi Arias, propone la creación de un banco público de viviendas, lo que permitiría organizar y facilitar el acceso a la información en esta materia. El cabeza de cartel de la coalición de IU cita específicamente como ejemplo las viviendas para profesores del antiguo Colegio de Flores del Sil.

Arias aboga por combatir la sangría demográfica «atrayendo población a las zonas vaciadas y, con ello, reactivando el comercio local y la pequeña distribución». Con el banco público de viviendas, añade, «se organizaría y facilitaría el acceso a la información sobre el estado de las viviendas y edificios en desuso que tiene el Ayuntamiento de Ponferrada, tal y como ocurre con las viviendas para profesores del antiguo Colegio de Flores del Sil».

«Objetivo fundamental»

Con la vista puesta en el próximo mandato, el candidato de la coalición de izquierdas asume como «objetivo fundamental» el de «convencer al Pleno del Ayuntamiento de Ponferrada de que se busque, mediante un plan para rehabilitar viviendas de ese banco, asentar población por todo el municipio, generando así atractivo para el comercio y la distribución de cercanía, facilitando la movilidad por una red de transporte público sostenible y eficiente». «Así», remacha, «podrá revertirse la muerte demográfica».

La política de vivienda entroncaría en el programa electoral de Arias con el plan de reactivación cultural y formativa de barrios y pedanías, la herramienta a través de la cual pretende «convertir edificios públicos (algunos ya desafectados como el antiguo Colegio de Flores del Sil) que están en desuso en centros sociales activos, donde mediante talleres formativos, artísticos y laborales se eleve el nivel cultural del pueblo».