'La cigüeña añil'

El Hospital de la Reina de Ponferrada inaugura una exposición y talleres infantiles con motivo de la celebración del mes de las enfermedades raras

Inauguración de la exposición en el Hospital de la Reina. /
Inauguración de la exposición en el Hospital de la Reina.
CARMEN RAMOS Ponferrada

La Real Fundación Hospital de la Reina pone en marcha una nueva exposición con motivo de la celebración del mes de las enfermedades raras. Bajo el título 'La cigüeña añil' la muestra, instalada en el hall principal del centro, recoge la historia vivida en primera persona por Roberto Ferrero, autor del cuento que cobra vida en esta muestra, y su familia a raíz del diagnóstico de su hijo. Un proceso muy largo y lleno de incertidumbres en el que se hace muy difícil gestionar el día a día.

La presentación contó con la presencia del propio autor que estuvo acompañado por el gerente del centro sanitario, Félix Rapún, el administrador, Antolín de Cela, y el psicólogo del hospital, Javier del Valle, entre otros, que explicaron la importancia de la educación para la salud y del respeto, la igualdad y la empatía, aspectos básicos para la convivencia en sociedad.

«Se trata de acercar un poco más a la gente esta problemática, para que sea conocedora y que facilite la vida a todo el mundo que tenga un diagnóstico de alguna de estas enfermedades», explicó el gerente del Hospital de la Reina, Félix Rapún, que destacó que se trata de «enfermedades muy excepcionales, muy difíciles, y darlas a conocer es lo importante porque a veces es un proceso difícil que genera problemas en el entorno», subrayó.

Cartel de la exposición.
Cartel de la exposición.

Talleres infantiles

La exposición, en la que se abordan conceptos como el compañerismo, la inclusión o el bullying, se completa, además, con la realización de talleres educativos dirigidos a los escolares de la comarca en los que los facultativos del Hospital de la Reina ofrecerán su visión como profesionales a la vez que intentarán concienciar a los escolares del valor de la diferencia y la importancia de ponerse en la piel del otro.

«Lo más importante es que esto le puede pasar a cualquiera», concluyó el autor del cuento, Roberto Ferrero.

 

Fotos