Las mejores ciudades españolas para comer sin gluten

Las mejores ciudades españolas para comer sin gluten
FOTOLIA

Cada vez son más los restaurantes que se sensibilizan con el colectivo celiaco reservando un espacio en sus cartas e introduciendo elaboraciones aptas para ellos

ÁLVARO ROMERO

La celiaquía es una enfermedad cada vez más común en la sociedad moderna, un fenómeno en aumento. En torno a medio millón de españoles, lo que supone alrededor del uno o dos por ciento de la población, sufren esta patología derivada del consumo de alimentos con gluten. La ingesta de trigo, cebada, centeno o avena que provocan en los pacientes la inflamación en las mucosas intestinales.

Son varias las causas que ocasionan la dolencia, desde la propia genética hasta los factores medioambientales e incluso la contaminación, valores, estos dos últimos en contínuo crecimiento. Por suerte, la población española está cada vez más sensibilizada en este tema, e incluso un número creciente de personas que no presentan síntomas de intolerancia optan por eliminar el gluten de sus dietas por iniciativa propia, al considerar que se trata de una opción más sana.

Comprometido con la causa está, también, el sector de la hostelería y la restauración. La dieta sin gluten se cuela cada vez más en las cartas de bares y restaurantes multiplicando las opciones de todas aquellas personas que no quieran ingerir gluten. La gastronomía es, además, uno de las claves para el sector turístico español. Un valor añadido que atrae millones de visitantes al año. Estas son las mejores ciudades para celiacos según el buscador de alquileres vacacionales Holidu:

Granada, la ciudad de las tapas

Granada es una delicia de ciudad, literalmente. Mundialmente conocida por sus excelentes y abundantes tapas, gratuitas en la mayoría de los locales y que cautivan paladares llegados desde todas las partes del mundo. Unos aperitivos en los que casi nunca falta el pan, sin embargo ha sabido adaptarse a la creciente popularidad de la dieta sin gluten, pues alrededor de 200 restaurantes guardan un rincón privilegiado para elaboraciones sin gluten e incluso ofertan cervezas para celiacos.

Barcelona, ejemplo gastronómico de Cataluña

La ciudad de Barcelona, capital gastronómica de Cataluña, es un ejemplo a seguir para el resto de grandes ciudades. Ha sabido adaptar de manera excepcional su oferta gastronómica a las necesidades de los intolerantes al gluten. Es una de las urbes más visitadas de España y un símbolo de la cocina mediterránea tanto dentro como fuera del país. Más de 1.000 restaurantes ponen a disposición de los clientes recetas sin gluten ofreciendo un amplio abanico de sabores y texturas tanto en locales de barrio como en otros de alta cocina.

Santiago de Compostela, peregrinos sin gluten

Esta monumental ciudad Gallega se ha convertido en un referente gastronómico nacional, un rincón espectacular donde se pone en valor la excelente materia prima de Galicia, productos del mar y la montaña que convergen en platos exquisitos. Santiago es, además, el destino final de todos los peregrinos que recorren el Camino de Santiago, viajeros que llegan desde todas las partes del mundo y que pueden llenar el estómago sin consumir gluten de manera sana y a buen precio. Según Holidu la urbe cuenta con casi siete restaurantes para celiacos por cada 10.000 habitantes.

Cádiz, estandarte de la gastronomía andaluza

La bonita ciudad de Cádiz sabe a mar y transmite toda su riqueza gastronómica en los platos que elaboran con mimo en sus bares y restaurantes. Entre idílicas playas y divertidos carnavales transcurre el día a día de una urbe donde llegan cada verano miles de turistas de todas las partes de Europa, en especial Inglaterra y Alemania. La amabilidad de sus gentes y el cuidado de los detalles hacen posible que sus locales de restauración se tomen muy en serio las necesidades de las personas celiacas incluyendo platos libres de gluten. Cuenta con casi siete restaurantes de ese estilo por cada 10.000 habitantes.

 

Fotos