Los vigilantes de Santa María del Páramo denuncian a la alcaldesa por prevaricación y falsificación

Imagen de Alicia Gallego, alcaldesa de Santa María del Páramo./leonoticias
Imagen de Alicia Gallego, alcaldesa de Santa María del Páramo. / leonoticias

Alicia Gallego califica de «surrealista» la situación que atribuye a una jugada política y advierte que los trabajadores se atribuían funciones de policía

AC.
AC.León

Tranquila y convencida de que no ha incurrido ninguna ilegalidad. Así encara la alcaldesa de Santa María del Páramo, Alicia Gallego, la apertura de diligencias por un presunto delito de prevaricación y falsificación tras la denuncia de los vigilantes del Ayuntamiento.

Una denuncia sin contenido, a juicio de Gallego, que advierten que los hechos ni tienen fundamento ni se sostienen. «Es surrealista», remarca la alcaldesa que apunta a la inversa y advierte que los denunciantes están incurriendo en una irresponsabilidad al no acatar las órdenes municipales.

Los vigilantes denuncian a la alcaldesa por frenar la tramitación de sus denuncias. El motivo, según señala la alcaldesa, es que la atribución de funciones de policías locales por parte de los trabajadores de la vigilancia municipal.

«Si no eres policía no puedes firmar como tal ni tampoco vestir como tal», remarca Gallego, que advierte que es una situación que ha intentado corregir desde que en 2015 alcanzó la Alcaldía. Y, precisamente ahí, está a su juicio el origen de la denuncia.

«Cuando las cosas se mueven, no gusta», advierte Gallego, que ve en esta denuncia una jugada política de cara a los comicios del mes de mayo. «Es triste que se intente usar la justicia para ganar lo que no se gana en las urnas», lamenta Gallego, que no oculta sentirse disgustada por la situación.

En cualquier caso, remarca que se encuentra tranquila y que el error o el delito hubiese estado en la firma y tramitación de las denuncias en cuestión. «Desde el Ayuntamiento hemos seguido escrupulosamente los procedimientos que marca la ley».

Y así lo hará constar ante el juez y fiscal en la citación del mes de febrero, en la que presentará la documentación requerida y tras la que, confía, se cierra el expediente. No obstante, Gallego remarca que los hechos han sido calificados como infracción leve.

 

Fotos