Los obispos de León y Astorga piden a Vestas que reconsidere el cierre de la planta de Villadangos

Julián López, obispo de León./
Julián López, obispo de León.

Por medio de un comunicado, ambos prelados expresan su «profunda preocupación» ante esta situación

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

Los obispos de Astorga y León, Juan Antonio Menéndez y Julián López, respectivamente, ha rechazado este sábado el anunciado cierre total de la factoría que la empresa de compotentes eólicos Vestas tiene en el polígono industrial de Villadangos y han pedido a la compañía que «reconsidere» su decisión.

Por medio de un comunicado, ambos prelados expresan su «profunda preocupación» ante un hecho que se añade a otros muchos que, de tiempo atrás, se vienen produciendo en la provincia y que «inciden grave y directamente sobre el empobrecimiento del territorio».

«Nos alarma el dolor y la incertidumbre de quienes son empleados directos de la citada empresa y de sus familias, de las empresas y trabajadores que se verán afectados indirectamente por esta decisión y de todos los ciudadanos de la provincia leonesa que percibimos cómo envejece, se despuebla y empobrece progresivamente», señalan.

También expresan el agradecimiento y respaldo a las instituciones públicas y a cuantas personas físicas o jurídicas se han definido claramente como contrarias a esta medida del cierre y están realizando toda clase de esfuerzos y gestiones para que esta pretendida deslocalización no se produzca.

También expresan su ruego, «respetuoso y exigente a la vez», de que la empresa proceda a reconsiderar su postura, especialmente teniendo presentes varias circunstancias que lo reclaman.

Entre ellas recuerda los beneficios fiscales y la concesión de subvenciones que ha recibido de las administraciones públicas internacionales, nacionales y regionales, el ejemplar comportamiento de la plantilla de trabajadores y de los proveedores, y, también, la rentabilidad económica que hasta el momento se ha venido produciendo.

En este sentido, sugieren que se contemplen de nuevo las posibilidades de una renegociación dialogada entre todos los sectores implicados: la patronal, los trabajadores, las organizaciones sindicales y los organismos pertinentes de la Junta de Castilla y León.

El objetivo sería mantener abierta la factoría de Villadangos o, al menos, a habilitar unas medidas que minimicen lo más posible los graves perjuicios humanos y materiales que ocasionará este cierre.

Temas

Vestas

Contenido Patrocinado

Fotos