La Junta exige a Vestas un «interlocutor directo» que presente un plan industrial para poder apoyarlo

El consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo (C), acompañado por el delegado territorial, Guillermo García (I) y Juan Martínez (D), presidente de la Diputación./Peio García
El consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo (C), acompañado por el delegado territorial, Guillermo García (I) y Juan Martínez (D), presidente de la Diputación. / Peio García

El consejero de Empleo garantiza el apoyo de las administraciones y la colaboración de los trabajadores en caso de encontrar una solución

D. ÁLVAREZLeón

El consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, criticó este jueves la «absoluta deslealtad» de la multinacional Vestas al anunciar el cierre de su factoría en el polígono de Villadangos del Páramo y exigió a los responsables de la compañía una «interlocución directa» con responsables capaces de presentar una «propuesta de futuro para la planta de León». En ese caso, el consejero, que participó en la asamblea anual de la asociación de sociedades laborales de Castilla y León en el hotel Infantas de León, garantizó el apoyo de las administraciones y la colaboración de los trabajadores.

En esa línea, Fernández Carriedo exigió a la empresa una reunión «al máximo nivel, cuanto antes y con personas capaces de tomar las decisiones». También pidió que no se den pasos en relación al ERE de extinción anunciado por la compañía y recalcó que la empresa podría seguir disfrutando del apoyo de las administraciones públicas. «Seguirían teniendo ayuda para seguir realizando inversiones, pero hace falta un plan industrial que podamos apoyar», remarcó.

En el mismo sentido, hizo un llamamiento a la empresa para que reconsidere su decisión y consideró que «no se puede romper con una decisión unilateral tomada a miles de kilómetros de distancia». Al respecto, valoró la «coordinación desde el minuto cero» entre Gobierno y Junta para encontrar una solución al conflicto. «Nos van a tener en frente, más allá de colores políticos, exigiendo una solución», aseguró.

Por último, Fernández Carriedo confió en que el Parlamento Europeo «tome nota de la actuación de estas empresas». «Europa tiene mucho que decir», afrimó el consejero, que criticó que la empresa sólo piensa en los beneficios a muy corto plazo y no tiene interés en las personas ni en el territorio». «No entendemos la economía sin el corazón», remarcó el responsable de Empleo de la Junta, que calificó el cierre definitivo de la planta de «decisión injusta y contraria a los principios europeos».

Asamblea de las sociedades laborales

Fernández Carriedo fue el invitado de honor en el acto de clausura de la asamblea anual de la asociación de sociedades laborales de Castilla y León, que agrupa a más de 1.600 empresas y da empleo a más de 5.200 personas. «Son una fuente de creación de empleo y riqueza que ha disfrutado de un crecimiento importante en los últimos años», remarcó el consejero.

En esa línea, destacó que las 4.000 empresas de la economía social que funcionan en la Comunidad emplean a más de 30.000 trabajadores y producen un valor superior a los 4.000 millones de euros. Además, remarcó que estas compañías tienen un «mayor compromiso con el territorio debido a su vinculación a recursos y actividades no deslocalizables». «Son empleos de mucha calidad, donde lo fundamental es el factor humano y los trabajadores son protagonistas en la toma de decisiones», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos