Entrevista

Nuria Labari: «Vivimos un momento lleno de tensión en las parejas»

La escritora cántabra Nuria Labari. /R. C.
La escritora cántabra Nuria Labari. / R. C.

La escritora cántabra reflexiona con ironía y realismo sobre los mitos de la maternidad en 'La mejor madre del mundo'

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

«Para explicar el mito de la maternidad primero hay que pensar en que las palabras 'mito' y 'timo' tienen las mismas letras», afirma la escritora y periodista Nuria Labari (Santander, 1979), que en su nuevo libro, 'La mejor madre del mundo' (Literatura Random House), reflexiona con humor, ironía y también realismo sobre la maternidad, un asunto que pocas veces se aborda desde el punto de vista del pensamiento. Labari recoge opiniones de científicas y filósofas, pero sobre todo, construye su novela, una mezcla de realidad y ficción, desde su propia experiencia como madre de dos hijas; una obra intergeneracional y «compasiva» que, resalta la escritora, «estaría bien que llegara no solo a las mujeres, sino también a los hombres».

«Vivimos en una sociedad masculinizada en la que el 'deber ser' de la maternidad pesa sobre las que deciden ser madres, en forma de mito, y sobre las que no lo son, en forma de reproche que les persigue toda la vida», explica Labari, que sentencia: «La realización a través de la maternidad es un mito. 'Tenga un hijo, será más feliz', eso es una creencia clásica, medieval».

La autora sostiene que «no hay nada que supere crear a un ser humano», pero también se pregunta: «¿Y dónde nos colocamos después nosotras?». «Hay gente que lo está pasando muy mal con la presión de ser la mejor madre del mundo», afirma, citando el título de su libro. «Ahora comenzamos a tener más información, pero hemos estado muy perdidas», resalta.

Los prejuicios sobre la maternidad, la comparación con otras madres o las expectativas de las familias son asuntos abordadas por Labari, que cree que aquello que se denomina «lo natural» también está cargado de ideología.

«Vivimos un momento social lleno de tensión en las parejas que está afectando a la intimidad de las parejas heterosexuales, que están llenas de conflictos y malentendidos que pueden llegar a afectar», opina la escritora. «Las mujeres hemos estado sometidas a situaciones de desigualdad e injusticia social muy graves. Debemos pensar en ello, porque nos queda un montón de camino, con generosidad desde los dos lados. Hay muchos hombres perdidos, pero también muchas mujeres que han aceptado roles machistas», subraya Labari, autora del libro de cuentos 'Los borrachos de mi vida' y de la novela 'Cosas que brillan cuando están rotas'.

En este punto, la escritora plantea una cuestión incómoda: «Las mujeres hemos pensado que debíamos ceder el espacio de la casa, que era nuestro, en aras de la igualdad. Lo hemos hecho y ahora compartimos la esfera doméstica con los hombres. Pero resulta que los hombres no han dividido el poder, así que hemos perdido la mitad de nuestras casas sin recibir nada a cambio».

Porque, dice Labari, cuestiones como la carga mental (la obligación de pensar, y no solo hacer, las tareas del hogar) siguen recayendo casi en un 100% en las mujeres. «Cuando vamos a ser madres, a las mujeres nos previenen mucho de que no vamos a dormir, pero nadie nos dice que no vamos a soñar. Sin saber qué le pasa a tu cabeza, tu pareja, tu padre o tu compañero no saben qué te está ocurriendo. Tener hijos obliga a vivir contra la vida. No hay un día sin miedo en la maternidad. También es verdad que dejas de tener tus miedos: unos se te van para siempre y otros llegan», señala.