La justicia no cerrará tres 'embajadas' catalanas como pretendía Borrell

La justicia no cerrará tres 'embajadas' catalanas como pretendía Borrell
Atlas

La Generalitat celebra como un triunfo el 'revés' judicial contra las «obsesiones» del ministro de Exteriores

CRISTIAN REINOBarcelona

La Generalitat sacó este lunes pecho contra el que es una de sus bestias negras, el ministro Josep Borrell, a quien el secesionismo no perdona su contundencia contra el 'procés'. El Gobierno catalán celebró como un éxito rotundo la decisión de la Sala Contenciosa-administrativa del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que rechazó la petición de Exteriores de paralizar cautelarmente la actividad de las delegaciones de la Generalitat en Alemania, Reino Unido y Suiza.

Hace tiempo que el Gobierno central (el actual y el anterior) y la Generalitat mantienen un duro toma y daca a cuenta de la existencia de las 'embajadas' catalanas en el extranjero. El Ejecutivo central las ha puesto en el disparadero pues considera que son herramientas al servicio del 'procés' para manchar la imagen de España a nivel internacional. La Generalitat considera en cambio que tiene todo su derecho a contar con una red de delegaciones repartidas por el globo. Se ampara en su interés económico, comercial y cultural.

El Govern de Torra lleva meses apostando fuerte por volver a tener una presencia relevante en las principales capitales del mundo, después de que el anterior Gobierno central, el de Mariano Rajoy, clausurara todas las 'embajadas' y el Diplocat, en virtud de la aplicación del artículo 155 de la Constitución que suspendió la autonomía catalana ,tras la declaración de la República catalana el 27 de octubre de 2017.

El pasado 1 de julio, el Gobierno central, a través de la Abogacía del Estado, presentó un recurso al TSJC en el que pedía medidas cautelares contra tres de las 'embajadas' catalanas para que la justicia paralizara su actividad desde el argumento de que están realizando «con singular intensidad» labores en favor del proceso secesionista de Cataluña, declarado inconstitucional.

Recurso anterior

Previamente, el Ejecutivo de Sánchez había interpuesto un recurso contencioso (el 25 de septiembre de 2018) para impugnar el decreto de la Generalitat -publicado en junio de 2018- de creación de las delegaciones de Reino Unido e Irlanda, Alemania, Estados Unidos, Italia, Suiza y Francia. Ahora, el TSJC resuelve el recurso por una cuestión de forma. Mientras decide sobre el fondo, es decir, sobre si debe cerrar las delegaciones, desestima su clausura temporalmente porque, según el auto, el Gobierno no pidió medidas cautelares en su primer recurso. Por ello, considera que la solicitud de medidas cautelares suspensivas «debe desestimarse, por extemporánea, sin entrar por tanto en el examen de los hechos y fundamentos que la motivan».

El Ministerio de Exteriores anunció que estudia la posibilidad de recurrir la decisión del TSJC, mientras la Generalitat se felicitó por el «revés» cosechado por el próximo jefe de la diplomacia europea «Esto lo que significa es que ha habido un auténtico revés jurídico contra las obsesiones de Josep Borrell», señaló el consejero del ramo, Alfred Bosch.

El titular autonómico de Exteriores afirmó que las 'embajadas' catalanas continuarán trabajando con normalidad pues forman parte de «un plan normal, legitimo y necesario». Cataluña tiene en estos momentos una qunicena de delegaciones en el exterior, alguna de ellas en Bruselas, París, Londres, Berlín, Washington, Viena o Roma.