Torra vuelve a colgar el lazo y la pancarta a favor de los presos en el Palau de la Generalitat

La prohibición de la Junta Electoral solo era para el periodo electoral

CRISTIAN REINOBarcelona

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha vuelto a colgar esta mañana la pancarta que pide la libertad de los «presos políticos y los exiliados» del balcón del Palau de la Generalitat. La pancarta lleva el lazo amarillo en su parte derecha. Se trata del cartel que se negó a retirar en un primer momento cuando la Junta Electoral se lo ordenó con motivo del inicio del periodo electoral en los pasados comicios generales. La Junta Electoral prohibió la exhibición de 'esteladas', lazos amarillos y pancartas a favor de los presos durante el periodo electoral que ha transcurrido entre las dos citas con las urnas del 28-M y el 26-M. Superado el tiempo electoral, Torra ha dado la orden para que la pancarta vuelva a lucir en la fachada del Palau de la Generalitat.

El presidente de la Generalitat está imputado por un presunto delito de desobediencia por este motivo. Se negó a acatar la orden de la Junta Electoral en un primer instante. Al final, acabó acatando, pero lo hizo dos días después, por lo que corre el riesgo de ser condenado por desobediencia a una pena de inhabilitación. Primero intentó burlar la orden de la Junta Electoral tapando la pancarta con el lazo amarillo con otra que incluía un lazo blanco. Cuando la Junta Electoral ordenó a la Consejería de Interior instar a los Mossos proceder a retirar toda la simbología soberanista, Torra se echó para atrás y descolgó la pancarta. El pasado 15 de mayo, compareció ante un juez del TSJC como investigado. Apeló a la libertad de expresión y se mostró dispuesto a llegar hasta el final en la defensa de la independencia. «No se puede obedecer una norma injusta e ilegal que contraviene derechos fundamentales«, dijo.