Torra reestructura su círculo más estrecho para preparar la salida de Elsa Artadi

Elsa Artadi, en una imagen de archivo./EFE
Elsa Artadi, en una imagen de archivo. / EFE

La Generalitat crea una unidad especial de los Mossos para la seguridad del presidente y los expresidentes y aprueba el decreto de las VTC

CRISTIAN REINO

La inminente salida de Elsa Artadi del Gobierno catalán, para formar tándem con Joaquim Forn para optar a la alcaldía de Barcelona en las próximas elecciones municipales, ha llevado a Quim Torra a reestructurar el Departamento de la Presidencia. El hasta ahora director de la oficina del Presidente, Josep Rius, hombre de la máxima confianza de Carles Puigdemont y mano derecha de Torra, deja de ser el jefe de gabinete del presidente de la Generalitat. Rius ya fue jefe de gabinete de Xavier Trias cuando era alcalde de Barcelona y ahora podría acompañar a Artadi en su paso a la política municipal. Hasta que se oficialice la salida de la consejera de la Presidencia, Rius ejercerá como director general de análisis y prospectiva. La nueva mano derecha de Torra pasa a ser Joan Ramon Casals, alcalde de Molins de Rei.

El Gobierno ha justificado su salida a una decisión personal, pues desde el inicio de la legislatura su compromiso era ayudar a Torra en la transición en el arranque del nuevo ejecutivo, tras la aplicación del 155. Artadi ha dado casi por hecha su salida del Gobierno, ya que ha expresado que le «gustaría» que se «materialice» su paso a la candidatura junto a Forn. Pero ha apuntado que aún tiene que cerrar algunas cosas, ya que para las elecciones del 21-D ya se produjeron «tensiones» entre el PDeCAT y el entorno de Puigdemont para formar la lista de JxCat. «Hay que ligarlo todo», ha dicho la consejera de la Presidencia, en relación a los cambios que podrían producirse en el grupo parlamentario de JxCat, el Departamento de la Presidencia y las listas electorales.

Además, la Generalitat ha anunciado este martes por la tarde tras la reunión semanal de su Consejo de Gobierno que ha creado un área de seguridad institucional para garantizar la seguridad del presidente de la Generalitat, los expresidentes y el titular del Departamento de la Presidencia. Esta unidad de seguridad institucional, cuenta con personal de los Mossos.

Regulación de los VTC

Mientras, el Govern ha aprobado este martes por la mañana el decreto ley de medidas urgentes en materia de transporte de viajeros (VTC). La norma entrará en vigor al siguiente de su publicación en el diario oficial de la Generalitat y a partir de ese momento, el Parlamento catalán tendrá un mes para convalidarlo.

El decreto habilita a los ayuntamientos a ordenar y gestionar las diferentes modalidades y regula tres aspectos. Establece que el Govern y los entes locales pueden determinar reglamentariamente las condiciones de precontratación. Para considerar que existe precontratación, el decreto fija que ha de transcurrir un intervalo de tiempo mínimo de 15 minutos entre la contratación y la prestación efectiva del servicio. Y añde que los ayuntamientos pueden aumentar este intervalo.

En el área metropolitana, la entidad metropolitana del transporte podría elevar la precontratación a una hora. Los VTC, además, no podrán circular por las vías buscando clientes como hacen los taxis y les obliga a estar estacionados en aparcamientos y o garajes. El decreto prohíbe a los vehículos VTC tener activado el geolocalizador, que permite a los usuarios ubicar los coches disponibles. La nueva normativa contempla sanciones de 1.400 euros para quien incumpla estas condiciones.

El sector de los VTC amenaza con querellas criminales y 4.000 despidos. Los conductores, en cualquier caso, han anunciado que levantan la protesta que mantenían en la Diagonal desde hace una semana.

Más información:

 

Fotos