Torra acusa al Estado de buscar la «venganza» contra el secesionismo

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, tras ofrecer una declaración institucional./EFE
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, tras ofrecer una declaración institucional. / EFE

El presidente de la Generalitat se ampara en la resolución de un grupo de trabajo de la ONU y reclama la libertad de los presos

CRISTIAN REINOBarcelona

El independentismo salió este miércoles en tromba contra la Fiscalía después de conocerse que ha mantenido la acusación por rebelión contra los líderes independentistas en el juicio del Tribunal Supremo. El presidente catalán, Quim Torra, compareció de manera solemne desde el Palau de la Generalitat para pronunciar un discurso institucional. Una escenificación solemne para rechazar lo que, a su juicio, es una situación de máxima gravedad de la que culpó al Estado español porque «ha dilapidado la credibilidad de su democracia». Torra acusó a la Fiscalía y a la Abogacía del Estado de actuar bajo un «espíritu de venganza» y de «no justicia» contra el independentismo.

En consecuencia, anunció un Consejo de Gobierno extraordinario para este viernes, donde aprobará dirigirse al fiscal general del Estado, a través del fiscal superior de Cataluña, para que promueva en el Tribunal Supremo la retirada de todas las acusaciones contra los líderes del 'procés' y pida su «libertad inmediata». «Cada hora que pasa con los presos privados de libertad es un paso más en la vulneración de los derechos humanos en España», afirmó. «Cada hora de prisión y de 'exilio' es una razón más que nos fortalece en la determinación de construir una Cataluña libre y republicana», remató.

A pesar del severo revés sufrido un día antes en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que desestimó un recurso de los líderes del 'procés' contra la suspensión del pleno del Parlament del 9 de octubre de 2017 que debía proclamar la independencia unilateral de Cataluña, el secesionismo continúa convencido de que la batalla final la ganará en los tribunales de justicia europeos. «Este comportamiento (del Estado español) le pasará factura en los tribunales internacionales», repitió este miércoles el presidente de la Generalitat.

Torra llamó a la unidad para pactar una respuesta a la sentencia del juicio. «Queremos fallos absolutorios, pero si no lo son, serían un ataque directo contra todos los demócratas y una vergüenza absoluta para el Estado», señaló horas antes en la Cámara catalana.

Informe de la ONU

El independentismo aprovechó la publicación de una resolución de un grupo de trabajo de la ONU, que califica de «arbitraria» la privación de libertad de Oriol Junqueras, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, y las conclusiones de la Fiscalía para meter todo en el mismo saco y arremeter contra el Estado español y justificar la independencia como única salida para Cataluña. «Son dos caras del distanciamiento del Estado español respecto de los derechos humanos y el respeto por la democracia y las libertades», afirmó el vicepresidente del Parlament, Josep Costa.

Esquerra fue aún más allá y en el paquete de críticas incluyó al presidente del Gobierno, al que hizo responsable de que la Fiscalía mantenga la acusación de rebelión. Según la formación republicana, la Fiscalía y la Abogacía del Estado son «en definitiva» parte de la estructura del Gobierno, por lo que, a su entender y siguiendo esa lógica jerárquica e institucional, Pedro Sánchez es «cómplice» de la «represión».

Más información: