Torra acudirá como público a las sesiones del juicio del 1-O

Quim Torra./EP
Quim Torra. / EP

El presidente de la Generalitat desdeña el ascenso de Vox y afirma que lo que le interesa es la independencia de Cataluña

CRISTIAN REINOBarcelona

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha anunciado esta tarde que tiene previsto acudir como público a las sesiones del juicio del 1-O que arrancará en el Tribunal Supremo en las próximas semanas. Torra ha señalado además su intención de participar en los actos de protesta que las entidades soberanistas preparan para el inicio de la causa judicial. Entre otras movilizaciones, la ANC ha anunciado una manifestación en Madrid, una semana después de que empiece el juicio. El jefe del Ejecutivo catalán, en cualquier caso, no ha precisado a qué protestas acudirá.

En un acto celebrado por el diario Vilaweb, el presidente de la Generalitat ha pedido confianza al mundo independentista y ha insistido en que el objetivo de la legislatura es hacer efectiva la república. «Hace falta un punto de confianza en nosotros mismos», ha expresado. «Cuando llegue el momento, actuaremos perfectamente», ha señalado. Esos nuevos momentos de ruptura serán para el dirigente nacionalista el juicio del 1-O y las posibles sentencias y también las elecciones municipales y europeas. En cambio, ha descartado que la respuesta del independentismo a las sentencias sea la convocatoria de unas nuevas elecciones catalanas. «Tengo un mandato y no es convocar elecciones, el mandato es hacer efectiva la república», ha rematado.

Si hay sentencias condenatorias, Torra se ha comprometido a volver a llevar al Parlamento catalán el derecho de autodeterminación. Ante un público 100% soberanista, ha situado como segundo objetivo de su mandato restituir a Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat. «El día que lo reciba en el Palau será el día más feliz de mi vida», ha expresado. Sobre el brote de Vox y la ultraderecha en toda Europa, se ha limitado a decir que lo que a él le interesa es la independencia.

Torra ha abogado además por la unidad independentista. Tanto en las elecciones municipales (sobre todo en las de Barcelona) como en las europeas. Y también en lo que tiene que ver con la negociación de los Presupuestos Generales del Estado. Después de que este miércoles por la mañana haya afirmado que o Sánchez pone una propuesta sobre el derecho de autodeterminación sobre la mesa o el voto de los grupos secesionistas será no a las Cuentas y no a la tramitación, esta tarde ha ido más allá y ha amenazado al PDeCAT y ERC con una crisis de gobierno si alguno se sale del criterio que marca el Palau de la Generalitat y apoya a Sánchez. «Si algún partido independentista da apoyo al Presupuesto en contra de nuestro criterio, deberá haber una crisis de gobierno», ha advertido, un aviso que deja al descubierto la división que hay en el secesionismo en el debate sobre los Presupuestos.

Más información:

 

Fotos