Sáenz de Santamaría se incorpora al despacho de abogados Cuatrecasas

Sáenz de Santamaría se incorpora al despacho de abogados Cuatrecasas

La exvicepresidenta abandonó la política en septiembre de 2018 tras perder el congreso de sucesión del PP

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

Soraya Sáenz de Santamaría se ha incorporado al despacho de abogados Cuatrecasas como socia y miembro de su consejo de administración. La exvicepresidenta del Gobierno, que abandonó la política activa tras perder el congreso de sucesión de Mariano Rajoy en el PP, retoma así su carrera profesional apenas siete meses después de decidir su retirada. «Los abogados de vocación tenemos la fortuna de poder servir a la sociedad y al Estado de Derecho en diversos ámbitos -ha trasladado-. Estoy encantada de volver a ejercer la abogacía y de hacerlo junto al magnífico equipo».

Como licenciada en Derecho y Abogada del Estado, Sáenz de Santamaría se ocupará de las tareas de 'Corporate Governance y Compliance'. Coordinará un equipo de especialistas en asesorar a las empresas sobre cumplimiento normativo y gestión de riesgos. El presidente ejecutivo de la firma, Rafael Fontana, ha celebrado el fichaje. «Estamos convencidos -ha asegurado en un nota- de que su enorme talento será muy valorado por los clientes que necesitan asesoramiento integral en términos de cumplimiento normativo corporativo».

Aún no han transcurrido los dos años de incompatibilidades que, según la ley, tienen todos los altos cargos tras su cese. Esta normativa impedía a la exvicepresidenta trabajar en empresas privadas que se hayan visto «afectadas por decisiones en las que haya participado» estando en el Ejecutivo. En el caso de Sáenz de Santamaría el espectro era muy amplio. Quien fue número dos de Mariano Rajoy cuenta, sin embargo, según fuentes cercanas, con el visto bueno de la Oficina de Conflictos de Intereses, que depende del Gobierno. Su autorización es el trámite previo legal exigido.

El salto a la empresa privada

La exvicepresidenta ganó en julio las primarias del PP, pero perdió ante Pablo Casado el congreso del partido, la segunda vuelta del proceso. El 10 de septiembre, y tras no llegar a un acuerdo con la dirección nacional sobre la representación de los suyos en el nuevo proyecto, Sáenz de Santamaría anunció su adiós. En el comunicado de despedida agradeció, precisamente, el respaldo de los afiliados que le apoyaron «de forma mayoritaria». «He adoptado esta decisión -explicó- después de una profunda reflexión y desde el convencimiento de que es lo mejor tanto para la nueva dirección del PP como para mi familia y para mí».

Dos meses después, en noviembre, la exvicepresidenta tomó posesión como consejera electiva en el Consejo de Estado. El Gobierno había aprobado días atrás su nombramiento.