Sánchez defiende que el PSOE puede hablar «en nombre de Cataluña» y exige al independentismo reconocer su«fracaso»

Pedro Sánchez, durante la presentación del programa electoral socialista. /efe
Pedro Sánchez, durante la presentación del programa electoral socialista. / efe

«Que no jueguen con fuego y condenen la violencia venga de donde venga, sobre todo, si es de sus filas», dice

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERASMadrid

La crisis catalana amenaza con convertirse ya en un elemento sustancial de la campaña para las próximas elecciones del 10 de noviembre y Pedro Sánchez está decidido a evitar que el salpique. El líder del PSOE, que en abril pudo sacudirse el estigma del «relator» gracias a que la aparición de Vox acabó imponiendo el eje izquierda-derecha sobre el territorial, lleva semanas cargando duramente contra el independentismo y, en la presentación de su candidatura hoy en Madrid, ha vuelto a hacerlo. No solo ha exigido al independentismo que «reconozca su fracaso» sino que le ha instado a no jugar «con fuego» y a condenar la violencia.

En un acto celebrado en un local de eventos madrileño ('La última estación'), ante su ejecutiva en pleno y la mayoría de los ministros del Gobierno en funciones, Sánchez ha reivindicado que el PSOE puede hablar «en nombre de España» porque, a diferencia de otras fuerzas de ámbito nacional, está «presente» en toda España y puede hablar «en nombre de Cataluña», ha añadido, porque es «la esencia» de Cataluña. Y bajo esa premisa ha proclamado: «Cataluña no quiere independencia, Cataluña lo que quiere, lo que anhela es convivencia».

El líder del PSOE ha dedicado, en todo caso, la mayor parte de su discurso a reivindicarse como la única opción que puede garantizar la estabilidad tras los próximos comicios. «Somos nosotros y los españoles frente al bloqueo» ha llegado a decir. «Cada vez que hay elecciones hay más ofertas electorales y no tengo nada que objetar pero, cuantas más hay, más evidente se hace que solo un partido puede garantizar la gobernabilidad, la coherencia y una respuesta progresista a los problemas que tiene España», ha insistido, además, en alusión a la aparición del partido de Íñigo Errejón .