Las novedades del escrito de la Fiscalía: «La ineficacia de los Mossos fue determinante para la celebración del 1-O»

Las novedades del escrito de la Fiscalía: «La ineficacia de los Mossos fue determinante para la celebración del 1-O»
EFE

El Ministerio Publico carga las tintas en su informe definitivo contra la pasividad de la policía autonómica y contra irresponsabilidad de Forn y Junqueras

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Son 130 páginas. A pesar de lo extenso de su escrito de conclusiones, la Fiscalía no incluye muchas novedades con respecto a su relato original sobre la rebelión en el procés. Hay pocos cambios pero los que hay son muy duros contra algunos acusados. El Ministerio Publico, tras tres meses y medio de juicio, carga las tintas fundamentalmente contra los Mossos por su inacción el 1-O y contra el exvicepresidente de Oriol Junqueras y el exconsejero de Interior Joaquim Forn por haber ignorado las advertencias de que la convocatoria del referéndum podía provocar graves disturbios.

Los nuevos párrafos introducidos en su informe por el Ministerio Público contra la policía catalana son muy críticos, hasta llegar a la conclusión de que «el ineficaz dispositivo de los Mossos d'Esquadra fue determinante para la celebración del referéndum».

Según la Fiscalía, en el juicio que ahora concluye ha quedado demostrado que «las pautas de actuación que les fueron impartidas (a los Mossos) les impedían el empleo de la fuerza para cumplir el mandato judicial, so pretexto de preservar la convivencia». Esas instrucciones no solo desembocaron en que los Mossos se limitaron el 1-O a «levantar actas» de la ocupación de los colegios, sino que los mandos del cuerpo enviaron a las «unidades de orden público» (antidisturbios, Arros y Brimo) a «otros menesteres».

«No consta ningún enfrentamiento entre efectivos de Mossos y los ciudadanos que impedían su acceso a los centros de votación, de modo que no resultó herido, lesionado o contusionado ningún miembro de ese cuerpo policial», se queja la Fiscalía.

Inacción el 1-O, pero también inacción para ayudar a la Guardia Civil durante el asedio a la comitiva rodeada en la Consejería de Economía el 20 de septiembre de 2017. Uno de los nuevos pasajes incorporados al escrito de acusación subraya que el cuerpo autonómico hizo oídos sordos cuando el instituto armado «solicitó hasta en cinco ocasiones, por el conducto reglamentario, la presencia de refuerzos de orden público de los Mossos d'ESquadra, al haberse concentrado en el lugar más de 40.000 manifestantes, cuya masa se agolpaba hasta empujar, y casi derribar, la propia puerta de entrada del edificio en un ambiente crispado y hostil».

Y duras y nuevas críticas a Junqueras y Forn por también haber hecho oído sordos a la advertencia que la cúpula de los Mossos les hizo en una reunión el 28 de septiembre de 2017 en el sentido de que existía una «altísima probabilidad de que se produjeran incidentes violentos entre los dos millones de ciudadanos movilizados para votar y las fuerzas policiales encargadas de impedir la votación».

Más información: