Una niña herida grave al arrollar un coche a varios peatones en Barcelona

Imagen del vehículo. / Efe

El conductor ha perdido el control de su vehículo debido a una indisposición, atropellando a cuatro personas y chocando contra varias motos aparcadas, así como elementos de una terraza

EFEBarcelona

El conductor de un turismo que este viernes ha atropellado a dos personas en la Travessera de Gràcia de Barcelona «se ha encontrado indispuesto puntualmente» y ha perdido el control de su vehículo, según ha explicado en declaraciones a los medios el subjefe territorial del Sistema d'Emergències Mèdiques (Sem), Jesús Cabañas.

El Sem ha recibido el aviso a las 8.26 horas después de que el vehículo se haya subido a la acera y haya arrollado motocicletas y terrazas, dejando un balance de cuatro heridos -los dos arrollados más el conductor y su acompañante- en la confluencia de la Travessera de Gràcia y la calle Santaló de Barcelona.

Cabañas ha detallado que han activado siete ambulancias y han atendido cuatro personas, entre ellas una niña de 10 años en estado grave con un golpes en la cabeza, el pecho, la barriga y la pelvis, y una fractura de extremidad inferior, por lo que ha sido evacuada al Hospital Sant Joan de Déu.

También han atendido a una mujer de 61 años con policontusiones y en estado menos grave, el conductor de 58 años y su acompañante de 52, que «estaban bien» pero en estado menos grave con policontusiones, también trasladados a centros sanitarios.

Investigación de la Guardia Urbana

El conductor ha dado negativo en la prueba de alcoholemia y el drogotest tras el accidente, en el que el coche ha afectado 10 motocicletas y dos terrazas, y la Unidad de Investigación y Prevención de Accidentes de la Guardia Urbana se ha hecho cargo de la investigación, según fuentes municipales.

Los hechos han ocurrido a la altura del número 64 de Travessera de Gràcia cuando el conductor se ha subido a la acera y ha arremetido contra las motocicletas y las terrazas, y la Guardia Urbana ha cortado la circulación para facilitar las tareas de emergencias en esta calle, desviando por la calle Santaló.

El conductor «se ha encontrado indispuesto puntualmente y en ese momento es cuando ha habido la maniobra que ha provocado el accidente», ha explicado Cabañas.

Una testigo de los hechos ha indicado en declaraciones a los medios que el conductor salió del coche mareado y pálido, y que su acompañante ha dicho que el hombre «estaba diciendo '¿Qué ha pasado? ¿Qué he hecho?», porque supuestamente perdió la consciencia en el momento del accidente.

Contenido Patrocinado

Fotos