Vox llena La Cubierta de Leganés en el pistoletazo de salida de la campaña del 28-A

Santiago Abascal saluda desde el escenario, en la Cubierta de Leganés (Madrid)./Europa Press
Santiago Abascal saluda desde el escenario, en la Cubierta de Leganés (Madrid). / Europa Press

«Las autonomías son el cáncer de España», clama Abascal ante miles de seguidores

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Vox volvió a hacer este sábado una demostración de músculo. El partido de Santiago Abascal logró prácticamente llenar La Cubierta de Leganés, con capacidad para 10.000 personas, en el acto de presentación de sus candidaturas para las Elecciones Generales de abril. Seis meses después del multitudinario acto de Vistalegre, también en Madrid, que supuso la prueba numérica de que la formación ultra había dejado de ser una fuerza marginal, Vox dio el pistoletazo de salida de la campaña para el 28-A con otro mitin de gran envergadura.

Abascal, la presidenta de Vox Madrid, Rocío Monasterio, y el fundador de la formación José Antonio Ortega Lara presentaron los «candidatos que van a liderar el cambio en España desde el próximo 28 de abril» en un acto que fue la antesala del inicio oficial de la campaña electoral, que Vox comenzará el viernes 12 en el santuario asturiano de Covadonga para escenificar su particular «reconquista» de España.

Aclamado por su multitud, Abascal mostró su cara más extrema. El líder de Vox dejó bien claro que quiere una campaña dura y sus mensajes en La Cubierta, aplaudidos a rabiar, fueron de lo más radical. «Las autonomías son el cáncer de España. Y no queremos que España muera», clamó entre vítores de los suyos.

Abascal fue especialmente beligerante con los otros partidos. «En la política española no sólo hay adversarios, sino también enemigos», dijo refiriéndose al PSOE, «el mayor problema de España» por su «pacto con los golpistas y separatistas». El líder de Vox, que hizo un guiño a los votantes socialistas descontentos con la deriva del partido de Pedro Sánchez, también atizó al PP. «El PP hace lo mismo que el PSOE pero con varios años de retraso. Compra la mercancía averiada de los progres. No se atreven absolutamente a nada. Y luego se molestan con lo de la derechita cobarde«, apostilló.