Catorce mujeres se unen para denunciar a un ginecólogo del Hospital Valle del Nalón

Hospital Valle del Nalón./J. C. Román
Hospital Valle del Nalón. / J. C. Román

«Nos trata de forma deshumanizada», asegura la exedil Vanesa Llanez, una de las pacientes que afirma haber sufrido trato vejatorio por parte del facultativo

Alejandro Fuente
ALEJANDRO FUENTEMieres

La polémica sigue en aumento en la comarca del Nalón por el servicio de ginecología del hospital comarcal. Todo surgió tras una denuncia hecha pública por quien fuera edil del Ayuntamiento de Langreo, Vanesa Llaneza, quien aseguró haber sufrido un trato vejatorio por parte del médico especialista en su última consulta. Ya presentó una reclamación en el servicio de atención al paciente y ha puesto el asunto en manos de una abogada para acudir a los tribunales. Pero a raíz de exponer su experiencia, están apareciendo más casos. Ella misma lo explica: «Ya somos 14 las mujeres que nos hemos unido para seguir adelante con la denuncia a este 'profesional' que, según voy leyendo vuestras historias, me doy cuenta que de profesional y persona tiene poco. Gracias a todas por ser tan valientes», afirma en redes sociales, donde se están poniendo las afectadas en contacto. La exedil también ha creado una cuenta correo para recopilar más casos y dar forma a esa demanda conjunta.

En contexto

Llaneza admite que está recibiendo muchos mensajes de apoyo, pero también críticas. «Gracias a todos por los comentarios de ánimo y apoyo ,y gracias también a los que lo criticáis porque me dais más fuerza aún si cabe para seguir con todo esto. ¡Vaya lo que nos queda por trabajar!». La antigua responsable de Empleo y Turismo en el Ayuntamiento apunta a que «no denunciamos ni hacemos públicas nuestras vidas por gusto , queremos denunciar la violencia obstétrica que está ejerciendo este personaje sobre nuestros cuerpos, sobre los procesos reproductivos de muchas mujeres y sobre nuestras mentes también, expresadas en un trato deshumanizado como el que yo, como muchas otras mujeres hemos sufrido de manos de este profesional. Cuantos más mensajes vuestros me van llegando más convencida estoy de que estoy haciendo lo correcto».

En su relato de los hechos, que EL COMERCIO recogió el viernes, explicaba Llaneza lo ocurrido: «Coge un espéculo pequeño y se dispone a introducírmelo; le vuelvo a repetir (al ginecólogo) que no puede hacerlo porque estoy tratando mi vaginismo con una especialista. Hace caso omiso y lo intenta a la fuerza. El resultado, no fue capaz de hacerlo y yo misma, en esa postura sumisa y bastante degradante de por sí, tiré de sus manos. Me dice: '¿Te vas a dejar? Sé una mujer. Compórtate como una mujer si quieres saber qué te pasa'». Lo quiere hacer público, dice, porque está «harta de abusos ginecológicos, harta de actos sexistas cuando vamos a consulta». Explica que esta situación la vivió el día anterior en consulta en el hospital Valle del Nalón. Asegura que va a presentar una queja en el servicio de atención al paciente del centro sanitario y «denunciaré a este 'profesional' y su mal hacer por todas las formas posibles y utilizando todos los recursos que tengo».

«Me introduce un bastoncillo, saca la muestra de flujo y se va dejándome en un estado que prefiero no recordar. La enfermera no paraba de mirarme asustada», relata. La antigua concejal asegura que «no es justo que el buen nombre del hospital, con tan buenos profesionales en ginecología, quede manchado por incompetentes amargados como éste». Y apunta a que no ha puesto en el texto el nombre del médico «por recomendación de mi abogada».