Medio millar de abogados italianos son investigados por irregularidades en la Rey Juan Carlos

Universidad Rey Juan Carlos. /Efe
Universidad Rey Juan Carlos. / Efe

La Universidad otorgó de forma masiva y barata un grado habilitante para el ejercicio que no lograban en su país

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Las presuntas irregularidades de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid fueron más allá de los títulos bajo sospecha concedidos a políticos como Cristina Cifuentes, Pablo Casado o Carmen Montón. El Juzgado de Instrucción número 40 de Madrid ha abierto una investigación para determinar si este centro otorgó de forma fraudulenta títulos habilitantes a medio millar de abogados italianos para ejercer la profesión en Europa. Recurrieron a esta universidad por sus bajos precios y por la imposibilidad de colegiarse en el país transalpino.

Según fuentes de la investigación, el supuesto fraude masivo consistió en la obtención de un título de la Rey Juan Carlos con el que soslayaban realizar el máster de Ciencias Jurídicas que se exige en Italia para ejercer la abogacía. Este máster en Italia cuesta sobre 18.000 euros y en España, su equivalente, no supera los 10.000 u 11.000 euros.

Con el título de la Rey Juan Carlos, además, los estudiantes pudieron colegiarse en cualquier provincia española, la mayoría lo hizo en Madrid, evitando así los problemas para colegiarse en Italia, donde el acceso está mucho más restringido.

La investigación sobre este asunto no es nueva. La Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsedades de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Madrid comenzó a seguir este asunto hace dos años. Los escándalos vinculados al centro han hecho que ahora estas pesquisas, sobre todo a partir de mayo, tomen nuevos bríos.

Fue el Observatorio contra la Corrupción el que en julio de 2016 denunció ante la Fiscalía de Madrid que cerca de 500 italianos habían convalidado sus títulos previo pago. La denuncia aseguraba que el 28 de mayo de 2016 se celebró «un examen o prueba de conjunto a un número muy elevado de alumnos, todos de nacionalidad italiana, con el fin de obtener, al margen del procedimiento de homologación, el título de Licenciado en Derecho».

Según mandos de la investigación, el fraude podría ser mayor que los 500 estudiantes que se examinaron en 2016. Los funcionarios han detectado varias webs en Italia en las que se ofrecían en la Universidad madrileña este tipo de «pasarelas» irregulares.

El Colegios de Abogados de Madrid explicó este jueves que colegió masivamente a los italianos porque confió siempre en la legalidad de la Rey Juan Carlos.

Contenido Patrocinado

Fotos