Interior ordena desplegar a más de un millar de policías y guardias civiles en Cataluña

Una de las actuaciones de los agentes de Policía en el 1-O./Efe
Una de las actuaciones de los agentes de Policía en el 1-O. / Efe

Tienen órdenes de apoyar a los Mossos, pero también de sustituir a la policía catalana si ésta no actúa en el denominado 'otoño caliente' | Se desplegarían en infraestructuras claves como autovías y accesos a aeropuertos, puertos y estaciones

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

El Ministerio del Interior ha comenzado a enviar, de forma escalonada, más de un millar de refuerzos policiales a Cataluña en previsión del 'otoño caliente' que preparan los radicales independentistas, en particular los autodenominados comités de defensa de la república (CDR). El grueso del refuerzo, según han revelado responsables del operativo a este periódico, son 500 miembros de las Unidades de Intervención de la Policía (UIP, antidisturbios) que ya han emprendido viaje a aquella comunidad autónoma. También hay centenares de efectivos de los Grupos Rurales de Seguridad (GRS) de la Guardia Civil y miembros de los servicios de Información de ambos cuerpos.

Interior ha diseñado dos 'planes de contingencia' para este despliegue. El primero sería el apoyo a los Mossos d' Esquadra, ofrecimiento que va a hacer Grande-Marlaska a la Generalitat en la Junta de Seguridad de Cataluña, que tendrá lugar mañana bajo la presidencia de Quin Torra. El segundo es que la fuerzas de Seguridad tengan que sustituir a los policías autonómicos si éstos, como ocurrió en el 1-O y en los disturbios posteriores, se niegan a actuar contra la población.

Además de la protección de los edificios de titularidad pública, los funcionarios, en el caso de entrar en acción en el supuesto de que los disturbios se generalizaran, se encargarían principalmente en la salvaguarda de las infraestructuras claves como autovías y accesos a aeropuertos, puertos y estaciones.

En el caso de los antidisturbios de la Policía que ya están llegando a Cataluña se trata de diez grupos completos de funcionarios antidisturbios, que reforzarán a los dos grupos (unos 100 agentes) de la UIP destinados permanentemente en Cataluña. En la mayoría de los casos, la previsión de servicio es que estos 500 funcionarios estén desplegados hasta mediados de noviembre. Estos agentes provienen de las bases de Coruña, Vigo, Valencia, Madrid, Sevilla, Granada y Madrid.

Como ocurriera en la 'operación Copérnico' del pasado otoño, en la que Interior envió a 6.000 agentes de la Policía y la Guardia Civil contra el referéndum secesionista del 1-O, los agentes están siendo ubicados en cuarteles militares (como el del Bruc, donde se alojan antidisturbios procedentes de Galicia) y en hoteles, algunos fuera de la comunidad para evitar el rechazo de los vecinos.

El Ministerio del Interior ordenó ayer suspender hasta el próximo 16 de octubre el traslado de 300 agentes de la Guardia Civil que tenían aprobado ya el cambio de destino a otras autonomías.

Las instrucciones, publicadas en el Boletín Oficial del cuerpo, apuntan a que se aplaza la salida de los funcionarios por «necesidades y exigencias inherentes a garantizar la seguridad pública en este trimestre del año» en esa comunidad autónoma.

Los responsables del departamento que dirige Fernando Grande Marlaska aseguraron que se trata de una decisión «habitual», habida cuenta de la carga de trabajo que se espera este otoño en Cataluña con la celebración de la Diada el próximo 11 de septiembre, entre otros eventos.

Sin embargo, a excepción del pasado año cuando Interior envió 6.000 agentes de refuerzo para intentar frenar la celebración del 1-O, el Gobierno central hasta ahora no había suspendido traslados ni vacaciones por la celebración del día nacional de Cataluña. Los Mossos d'Esquadra, competentes en materia de seguridad ciudadana, se han venido ocupando sin problemas de estas celebraciones desde hace lustros, tal y como recordaron responsables de la Guardia Civil.

Los servicios de Información tanto de la Policía como de la Guardia Civil vienen advirtiendo en las últimas semanas al Ministerio del Interior que grupos independentistas radicales, particularmente los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR), que tiene previstas numerosas acciones entre el 11 de septiembre y el 1 de octubre, coincidiendo con el primer aniversario de la consulta ilegal.

.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos