El independentismo radical amenaza con impedir el traslado de los presos

Oriol Junqueras. /Marta Pérez (Efe)
Oriol Junqueras. / Marta Pérez (Efe)

Los secesionistas llaman a la movilización y se preparan para mantener protesta permanente durante el juicio del 1-O

CRISTIAN REINOBarcelona

Solo se sabe que será el viernes. Pero la hora en que serán trasladados los presos secesionistas hacia Madrid para ir al juicio del 1-O es el secreto mejor guardado. Un silencio con el que se pretende sortear las movilizaciones que el independentismo ha preparado para denunciar el juicio. Las protestas amenazan incluso con impedir el paso de los furgones policiales, tanto en la primera salida desde la prisión de Lledoners (Barcelona), donde están encarcelados Oriol Junqueras, Raül Romeva, Quim Forn, Jordi Turull, Josep Rull, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, como en la de Brians 2 (Lleida), donde los presos montarán en las furgonetas de la Guardia Civil para hacer el resto del viaje hacia Madrid.

Quienes amenazan con el bloqueo del convoy de los presos son los llamados GAAR, grupos autónomos de acciones rápidas, que surgieron para boicotear el Consejo de Ministros del 21-D en Barcelona y son la avanzadilla radical de las protestas soberanistas. Su objetivo es cortar los accesos a las prisiones desde mañana por la tarde con barricadas en diferentes puntos. Hoy distribuyeron mapas por sus canales habituales de internet.

Los grupos de los comités de defensa de la república (CDR) también llevan semanas alertando en sus canales de internet que buscan acciones de impacto. «Hay que romper la normalidad ante la farsa que supone el juicio. Es el momento de romper las cadenas», alientan. Alertan a los suyos de que estos días tendrán que dormir con los móviles encendidos por si tienen que salir de casa a la carrera para llegar al punto de la movilización.

La ANC, por su parte, en un tono más calmado, también anuncia movilizaciones para el viernes. Su plan es «acompañar» a los presos a lo largo de su trayecto por las carreteras catalanas. La ANC pide expresamente a la gente que se agolpe en las aceras y que no entorpezca el tránsito, a diferencia de los más radicales de los GAAR que no entran en esos detalles. La ANC desplegará toda su parafernalia en rotondas, puentes y en las localidades que atraviesen las furgonetas con los presos.

El viernes por la tarde, siempre y cuando el traslado se hiciera por la mañana, la Asamblea Nacional, que compite en capacidad de movilización con los CDR, ha convocado manifestaciones frente a los ayuntamientos de las 41 capitales de comarca que hay en Cataluña. En Barcelona, la entidad soberanista repetirá el emplazamiento del día del Consejo de Ministros, en los jardines de Gràcia, donde el 21-D acudieron unas 40.000 personas.

La entidad, dos de cuyos expresidentes, Jordi Sànchez y Carme Forcadell, serán juzgados por el Supremo, ha instado a los ayuntamientos a colgar en sus balcones pancartas con el lema «fake justice» y «self determination is a right not a crime».

El sábado seguirán las movilizaciones. Los independentistas han convocado una manifestación en la plaza Sant Jaume, frente a la Generalitat, aunque esta acción tiene por objetivo presionar a Quim Torra para que haga efectiva la República.

Huelga general

Esta protesta contra la Generalitat se hará permanente a partir del lunes y se prolongará durante la celebración del juicio. La acampada en la plaza Sant Jaume tendrá una doble vertiente: denunciar a la justicia y cargar contra un juicio que el secesionismo considera que es una causa general contra el soberanismo y apretar al 'Govern', que, a su entender, no acaba de dar pasos concretos hacia la ruptura.

Además, la semana que viene, se ha convocado una huelga general, en principio de tres días, del 5 al 7 de febrero. La ha registrado la Intersindical CSC, próxima a la CUP, y cuenta con el apoyo del sindicato de enseñanza USTEC. El objetivo es reeditar un nuevo 3-O. Esquerra, JxCat y la CUP apoyan el paro y algunos miembros del Ejecutivo catalán, como la consejera Laura Borràs, lo han respaldado. CCOO, en cambio, se desmarcó hoy. La ANC también ha co vocado una gran manifestación en Madrid el sábado de la semana en que arranque el juicio, previsiblemente la que viene.

Más información

 

Fotos