Un hombre muere al incendiarse una granja de pollos en Toledo

Granja de pollos incenciada en Toledo. /Televisión autonómica de CMM
Granja de pollos incenciada en Toledo. / Televisión autonómica de CMM

Un fallo en el sistema de calefacción pudo originar el fuego

J.V. MUÑOZ-LACUNAToledo

Un hombre de 54 años murió este miércoles al incendiarse una nave de pollos de su propiedad en El Carpio de Tajo (Toledo). El suceso ocurrió de madrugada cuando el fallecido, que residía en una casa junto a la nave, escuchó varias explosiones procedentes de la instalación.

Tras acceder al interior de la explotación con un extintor para intentar sofocarlo quedó atrapado y murió. Horas más tarde, los bomberos de Santa Olalla (Toledo) hallaron su cadáver totalmente carbonizado. En el suceso también resultó herido el alcalde del pueblo, Germán Jiménez, por inhalación de humo después de haber sido alertado del fuego. Fue evacuado en ambulancia al hospital «Virgen de la Salud» de Toledo y dado de alta horas más tarde. Los servicios sanitarios desplazados hasta el lugar de los hechos también tuvieron que atender a la esposa del fallecido, de 54 años, al sufrir una crisis de ansiedad.

Según Isidoro Gallardo, teniente de alcalde de este pueblo de casi 2.000 habitantes, el incendio pudo originarse por un fallo de la calefacción de la nave para mantener a los pollos a una temperatura adecuada. Se trata de un sistema que utiliza huesos de aceituna como combustible y que pudo generar una chispa que ha resultado fatal.