Un herrero malagueño fabrica la cápsula en la que se rescatará a Julen

Maquinaria desplegada en la zona. /Ñito Salas
Maquinaria desplegada en la zona. / Ñito Salas

Los técnicos avanzaron ayer en la excavación, pero una roca de grandes dimensiones retrasó la perforación del pozo

ÁLVARO FRIAS | JUAN CANOMálaga

Debía acostarse a descansar –ha dormido nueve horas desde el domingo–, pero no dejaba de darle vueltas a la misma idea: una vez que hayamos terminado el pozo paralelo, ¿cómo bajamos a los especialistas de la Brigada de Salvamento Minero? Julián Moreno, el director técnico del Consorcio Provincial de Bomberos (CPB), que lleva desde el primer día casi sin moverse de la 'zona cero' del rescate del pequeño Julen, se levantó como un resorte y, a las dos de la madrugada, empezó a trabajar en un boceto.

En directo

Al día siguiente, se lo llevó a los 'mineros' y a los mandos de la Guardia Civil para, entre todos, perfilar el diseño de la cápsula que, esperan, devolverá al niño de dos años a la superficie.

El esquema, con tantas enmiendas, correcciones y tachones que resultaba difícil de interpretar, lo llevó Julián a un taller de forja del Valle del Guadalhorce que lleva «desde el primer día» colaborando con el operativo de búsqueda en muchos de los artilugios que han inventado para intentar retirar el tapón de arena detectado a 71 metros, bajo el que estaría el pequeño Julen.

Desde el jueves por la tarde, el herrero trabaja en la fabricación de esa cápsula de rescate. Al cierre de esta edición, se preveía que estuviera lista para que, una vez hecho el pozo vertical, los 'mineros' pudieran descender y trazar la galería horizontal, de cuatro metros de longitud, hasta el tapón.

La cápsula, diseñada para un túnel de 1,20 metros, que es el máximo de perforación de la máquina pilotadora –que ha abandonado una obra de Ferrovial en la M-40, en Madrid, para sumarse al rescate de Julen–, es una especie de ascensor con capacidad para dos personas y un equipo de aire. El dispositivo tiene, además, la ventaja de que no hay que subir la tierra excavada en la galería, sino que cae hacia abajo, al fondo del pozo paralelo.

Mientras tanto, en la zona de rescate se ha desplegado la mejor maquinaria que hay en el mercado para conseguir llegar a Julen cuanto antes. Muchas empresas han cedido las suyas y otras, como el Metro de Málaga, han ofrecido todas con las que cuenta, aunque en su caso no servían para los trabajos que se están efectuando actualmente en Totalán